Ciudad

Las Esquinas Saludables se suman al Día Mundial Sin Tabaco

Fotos MGP - Esquinas Saludables_grande

El programa coordinado por la Secretaría de Salud esta semana estará realizando tarea especial  por la celebración del 31 de mayo. Por año mueren 40 mil personas en Argentina por causas relacionadas con el tabaco.

El sábado 31 de Mayo se celebra a nivel mundial el Día Sin Tabaco. Por tal motivo, desde la Secretaria de Salud de la Municipalidad de General Pueyrredon (Mar del Plata / Batán) por medio de la Dirección de Promoción de la Salud se han organizado diferentes actividades.

El programa Esquinas Saludables estarán hoy y mañana (martes 27) en Av. Jacinto Peralta Ramos y Av. Fortunato de la Plaza (Ex 39) –en caso de lluvia o bajas temperaturas se trasladará a la feria de compras de A. J P Ramos al 800).  Para el miércoles 28 las actividades serán en la esquina de  Juan B Justo y Tres Arroyos (en caso de lluvia o frio Ferias Comunitarias Tres Arroyos y Peña) y el jueves y viernes en Av. Luro y Estado de Israel ( en caso de lluvia o frio en la feria de compras de 6900).

En todos los casos el horario de presencia será entre las 9 y las 12 y habrá personal de  enfermería y nutrición que realizaran valoración de tabaquismo, brindara consejos,  al igual que consejos nutricionales  y tips para evitar  el aumento de peso al dejar de fumar.

Además, para el cierre de la semana se está organizando una caminata con actividades físicas para el domingo 1 de Junio desde las 10 en la esquina de Av. Libertad y Av. Peralta Ramos. 

Cerca de 40.000 personas mueren en nuestro país por causas relacionadas con Tabaquismo

Cada año, en Argentina, mueren más 40.000 personas por enfermedades relacionadas con el tabaco. Esto representa el 16% del total de las muertes de personas mayores de 35 años.

Se estima que el 50% del cigarrillo está compuesto por hojas de tabaco, el 30% por tabaco reconstituido y el 20% por tabaco expandido con dióxido de carbono. Al fumar un cigarrillo, se genera un proceso de combustión incompleta con temperaturas que llegan a los 1000  C, y que transforman los componentes originales de la planta.

El humo de tabaco contiene unos 7.000 componentes, de los cuales casi 70 son sustancias que producen cáncer y otros pueden ser tóxicos para el cuerpo humano.

El humo visible representa sólo el 5-8% de lo que se produce al fumar un cigarrillo. El resto está compuesto de gases invisibles. Al fumar, todos los órganos reciben menos oxígeno.

 El consumo de tabaco en el mundo

El consumo de tabaco es la principal causa de enfermedad, discapacidad y muerte en el mundo. Cada año mueren más de 5 millones de personas en el mundo a causa del tabaquismo. Se estima que la mitad de los fumadores muere por alguna enfermedad relacionada con este hábito, y que viven en promedio 10-15 años menos que los no fumadores.

Las principales causas de muerte por consumo de tabaco son: enfermedades del corazón, cáncer y enfermedades respiratorias. En las mujeres, se suman a estas complicaciones los trastornos del sistema reproductor.

La exposición al humo de tabaco puede causar efectos inmediatos o a largo plazo. Los efectos inmediatos son irritación de los ojos, la nariz, la garganta y los pulmones; dolor de cabeza, náuseas y mareos. Al humo ambiental del tabaco (o humo de segunda mano) se le agregó hace unos años el concepto de humo de tercera mano, que describe la invisible mezcla de gases y partículas que permanecen adheridas al pelo, la ropa, los muebles, las alfombras y los tapizados, luego de que el fumador ya ha apagado su cigarrillo.

Estas sustancias incluyen metales pesados, sustancias cancerígenas e incluso materiales radioactivos que pueden persistir hasta dos semanas habiendo ventilado la habitación donde se estuvo fumando. Los niños menores de edad son los más perjudicados por este tipo de humo. Los niños pequeños, sobre todo, pueden tomar contacto o incluso ingerir estas sustancias, especialmente cuando gatean o juegan en el piso. Por eso, cerrar la puerta de la cocina o abrir las ventanas para fumar no protege a los niños ni al resto de la familia de los efectos dañinos del humo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*