Ciudad, Política

La Provincia deberá dar explicaciones por trenes

La Legislatura provincial aprobó el pedido de informes que presentara Carlos Nivio, diputado socialista, sobre la situación de los ferrocarriles en el territorio bonaerense, entendiendo que su deficiente funcionamiento afecta el desarrollo estratégico de la provincia y a un sinnúmero de localidades para las cuales éste es un servicio esencial.

La solicitud fue presentada el año pasado antes de que ocurrieran los lamentables hechos por todos conocidos. No sabemos si, en conocimiento de estos datos en tiempo y forma, y con un diagnóstico cierto hubieren podido evitarse o no, pero al menos ya se habrían podido estar tomando medidas en ese sentido. De todos modos es importante la aprobación, imprescindible para, en la medida que la respuesta llegue con la celeridad que impone la situación, comenzar a plantar soluciones que permitan que el Ferrocarril sea una opción real de transporte para los bonaerenses y, además, segura.

Nivio, quien es presidente de la Comisión de Transporte de la Cámara de Diputados, a través de su iniciativa legislativa solicita al Poder Ejecutivo de la Provincia un exhaustivo informe sobre elestado de la infraestructura de las vías, del material rodante y de las estaciones, así como una estimación de los  costos de reparación para una eficiente puesta en operación de la red ferroviaria.

Por otra parte, se requieren precisiones respecto a los servicios y frecuencias actuales, las causas por las que se eliminaron algunos, cantidad de pasajeros transportados y recaudación anual obtenida, montos recibidos en calidad de subsidios por parte de la Nación y el destino dado a los mismos, dotación de personal ferroviario y, además, sobre las sumas pagadas en concepto de peaje -por el uso de vías- a las empresas privadas que tienen en concesión diversos ramales.

También se consulta respecto a las causas por las que fueron interrumpidos numerosos servicios que comunicaban poblaciones del interior bonaerense, la cantidad de viajes que sufrieron demoras o fueron suspendidos por causas mecánicas y, de igual forma, por el resultado de las investigaciones efectuadas ante la denuncia de desaparición de 30 locomotoras.

Con referencia a los motivos por los cuales presentó su pedido de informes, el diputado del Partido Socialista expresó: “En realidad, no hay datos que permitan evaluar con certeza el patrimonio disponible, se desconoce el estado de las pocas inversiones realizadas, y no se fiscaliza a las empresas concesionarias. El corolario de tal situación ha sido la renegociación de los contratos ferroviarios en términos predatorios para el Estado, la obsolescencia del material rodante y las vías, y la toma de decisiones apresuradas sin una visión global del sistema. En síntesis, la única política ferroviaria existente es -paradójicamente- la ausencia de política ferroviaria”

Resulta evidente que se han suprimido servicios ferroviarios, que se han producido numerosos accidentes en el tiempo, agudizados en la actualidad, y que la infraestructura ferroviaria se ha ido deteriorando cada día más, habiendo sido desguazado -o directamente desaparecido- material rodante, Hoy, viajar en tren por Ferrobaires constituye toda una aventura o un gran riesgo.

Recordemos que además, Nivio con el acompañamiento de otros diputados, presentó otro pedido de informes sobre la situación laboral en que se encuentra el personal del ente autárquico ante los reclamos por irregularidades. En el mismo se indagaba sobre cantidad de trabajadores efectivos y contratados; cómputo de antigüedad; tipo, objeto, períodos y renovaciones de los contratos; remuneraciones; convenios que regulan a los trabajadores; acuerdos con el Ministerio de Trabajo Empleo y Seguridad Social; cumplimiento de los acuerdos salariales con La Fraternidad; reclamos judiciales de los trabajadores; uniformes y elementos de trabajo; estudios de insalubridad; ingreso de los aportes de los trabajadores al IPS, entre otros puntos. Este pedido aún no ha sido respondido.

Para finalizar, Carlos Nivio afirmó: “Mientras tanto los usuarios viajan apiñados en las peores condiciones de hacinamiento o con peligro, y esto en el caso de puedan viajar ya que en la mayoría de los casos –fundamentalmente en el interior de la provincia- el ferrocarril ha dejado de ser un medio de transporte. Muchos pueblos y ciudades bonaerenses han visto con impotencia su propio deterioro sin la vía de comunicación, de comercio y de generación de progreso que significaba el ferrocarril. Material rodante herrumbrado y estaciones fantasmales dan cuenta, con su presencia, de la falta de interés en el mejor de los casos, o de la entrega en el peor de ellos, por parte del Estado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*