Jorge Elias Gomez, Opinión

La política también se comió a Salvá

El gobernador había salido públicamente a pedir el rápido esclarecimiento de este hecho, y una movilización de siete mil  jóvenes con una vela y batiendo palmas, lo había puesto de espaldas nuevamente. ¿Por qué Salvá?, haciendo una segunda lectura de sus expresiones, cuando se descuenta su relevo, queda en evidencia que la policía internamente tiene serios cuestionamientos a este tipo de conducción. Porque el abogado Gustavo Salvá dejó de lado el bozal, para decir lo que piensa la gente y el ciudadano común.

Si existe algo que enfurece a Néstor Kirchner, es la inseguridad de la Provincia de Buenos Aires. Cada hecho que sucede y toma más y más repercusión pública, tiene como derivación un acuse inevitable que recae en el gobernador Daniel Scioli. El ex presidente, considera un fracaso la política, que se lleva adelante en la materia en la provincia de Buenos Aires. Obvio, lo hace con la especulación política, de la fuga de votos que produce cada asesinato, toma de rehenes, salideras, asaltos a barrios privados etc., fundamentalmente en el Gran Buenos Aires y también en Mar del Plata.

Britos, García, Salvá, (cada uno con sus perfiles y personalidad), fueron los últimos en nuestra ciudad, se desenvuelven en una institución que vive cautiva de la política. Departamentales, distritales, cuadrículas, operativos, cámaras de seguridad, etc. ¿Puede ser que todo fracase? ¿Estamos en manos de incapaces?, o efectivamente hay en marcha una política, que ha decidido que la población no tenga garantías de vida ni al derecho a la seguridad que el Estado debe brindar.

¿Acaso se trata de una sensación?, tal vez los “hechos se repiten mucho por televisión” y aparece como una ola, sostienen las autoridades nacionales y provinciales. No, Salvá salió a cruzar con dureza y con la experiencia que le ha dado su cargo. Un hombre de la Policía Bonaerense, que se ha sentido agraviado desde su carrera profesional, una especialidad de los políticos que no reparan en nada cuando está en juego su poder, o lo desestabiliza alguna situación.

Salvá habló en Reporte Red en la FM 91.3, cuya dirección ejerce Daniel Fernández, un programa que en los medio días se ha ocupado de los temas de inseguridad que se viven en la ciudad cotidianamente.

Estas fueron las expresiones a boca de jarro del doctor Gustavo Salvá, comisario inspector a cargo de la Distrital Centro:

– “Esto es sencillo, el tipo armado que le mete caño a alguien tiene que ir preso y no tiene que salir más”.

– “Hay cosas que cambiar y seguramente voy a estar como vecino, como padre de familia, nativo de Mar del Plata, ciudad a la que amo”.

–  “No me vengan con que falla la prevención, porque no es inseguridad cuando un loquito que fue detenido 29 veces por la policía portando arma de fuego, con dos homicidios, se lo pruebe o no, vaya y mate a un chico como Stéfano Bergamaschi. Eso no es inseguridad”.

–  “El día que nos manden a archivar papeles lo haremos con tanto orgullo, porque hemos tenido la suerte y el honor de servir a esta comunidad y lo hemos hecho con mucha dignidad, con el pecho bien alto”.

– “Que me vienen a hablar a mí, ¿por qué nacieron en una situación de desigualdad tengo derecho de meterle a quien sea una pistola en la cabeza y volarle los sesos?. Por eso esto es sencillo acá nos sentimos impunes, hacen lo que quieren”.

– “Uno está orgulloso de ser policía y vamos a seguir siéndolo en Mar del Plata o donde sea”.

– “No quiero ofender a nadie, tal vez sean las últimas declaraciones pero la verdad ya uno está un poco cansado, porque tenemos que estar atajando casos porque la culpa siempre la tiene el vigilante de turno, llámese Salvá, Castelli o quien sea, entonces piensan a quien le van a cortar la cabeza y uno tiene que estar pensando si mañana va a estar sentado en esta silla”.

– “La verdad, estamos cansados de tener que pensar a quien le cae bien o mal lo que decimos o hacemos, porque los cargos tienen que ser ejercidos con coraje y convicción y lo dije hace dos años, el día que perdamos la energía de poder brindarle todo a la sociedad, nos tenemos que ir”.

-“Nosotros no hemos perdido esa energía, tenemos la batería cargada a full, porque si no formaríamos parte de un sistema mediocre”.

“Acá hay algunos que tienen el verdadero poder para resolver las cosas o verdaderas posibilidades de hacerlo y no me importa que me hagan un sumario por estas declaraciones, porque mis hijos viven acá al igual que los hijos o hermanos de cada vecinos que vive en esta ciudad y mañana lo va a mandar al almacén y porque un tipo se siente impune y no le gustó tu cara te va a matar y hasta cuándo vamos a seguir soportando esto”.

“Si deciden relevarme, la verdad me voy a sacar una cruz de la espalda. He perdido mucho y tengo mucho para dar, pero si así lo deciden hasta que me voy a liberar y hasta podré acompañar a las marchas de silencio sin temor a que me fotografíen y después hablen mal de las víctimas del delito”.

2 Comentarios

  1. Me parece una lástima y una verdadera injusticia que el Comisario Salvat deje su cargo. Coincido totalmente con sus expresiones, la clave está en lo que dijo de asumir la función con valentía y coraje, cosa que la tilinguería política no tiene, empezando por el gobernador, el tilingo mayor, que lo único que le preocupa son las encuestas y no quedar pegado con expresiones como las de Salvat, que son las mismas de la mayoría del pueblo que está cansado de esta situación.
    Que el comisario sepa que el pueblo de MDP sabe perfectamente quien es quien, mientras él lucha para mejorar la situación, con los escasos elementos que tiene, el gobernador esta muy preocupado como puede posicionarse en la lista de alcahuetes que rodean al gran Nestor.
    En algún momento el pueblo se va a cansar, y como decía nuestro Gran Conductor cuando un pueblo se cansa suena el escarmiento.

  2. Adhiero plenamente. Lo que el Comisario manifiesta es el sentir de la población. Si todos los responsables (léase gobernador, ministros, legisladores, jueces, fiscales, etc) pensaran y actuaran de ésta forma, diferentes serían las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*