Ciudad, Información General

La Plaza Mitre en su peor estado

La Asociación Vecinos Plaza Mitre desea hacer conocer su disconformidad con la frecuente y excesiva ocupación de un espacio público tan apreciado como la Plaza.

  Desde hace varios meses se puede observar cómo se desarrollan diferentes actividades, promociones privadas y públicas y se instala cartelería, altoparlantes, pasacalles, camiones y trailers con algo muy parecido a propaganda política.

 En este desorden podemos observar cómo ingresan vehículos hasta el centro de la plaza, a veces sin disminuir la velocidad, con el gran peligro que esto implica para los tantos niños y adultos mayores que circulan despreocupadamente, siendo que el tránsito por las calles internas de la plaza está expresamente prohibido.

  Debemos también hacer una consideración sobre la desidia de los diferentes organismos públicos que la utilizan, citando como ejemplo la colocación de sillas y mesas sobre el césped o la casilla instalada por ARBA, que contó con autorización hasta el 28 de febrero y que, a la fecha no sólo no fue retirada sino que aparentemente está siendo utilizada como dormitorio.

 En la actualidad se está desarrollando una actividad vinculada a la prestación del servicio de salud. Según lo averiguado, la misma no cuenta con ordenanza alguna que permita su ubicación ni funcionamiento. Mucho menos creemos que cuente con autorización para la colocación de pasacalles con el nombre de quién es conducción de un gremio. Y, si bien la prestación de este servicio  siempre es bienvenida ¿no sería más necesario en espacios públicos de barrios más alejados, que solicitan a gritos que se los atienda? ¿O es cierto que Mar del Plata termina en el centro?

Por lo brevemente expresado, hacemos un llamado a la reflexión a las autoridades municipales para que aporten criterio y cuidado a los permisos que otorgan y para que, en su rol de contralor, sancione a aquellos que usan indebidamente y sin autorización los espacios públicos. Que, vale recordarlo, son de todos los vecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*