Deportes, Fútbol

La ley del sufrir

Los goles se hacen, no se merecen, no es nada nuevo. Pero el tema pasa por buscarlos, crearse sus propios espacios para intentar quebrar la defensa contraria y concretarlos. A veces se puede, a veces no. Lo cierto es que Alvarado los buscó, a su manera, y pudo ganar otra vez como local. Ya se puede decir que hasta el momento el Minella es inexpugnable para los equipos que llegan a la ciudad. Por más que no sea muy superior al equipo que tiene enfrente, le alcanza. Este domingo el Torito derrotó 2 a 1 a Liniers de Bahía Blanca y se mantiene cerca de la punta.

Con goles de Gabriel Christovao, de penal, y Darío Villán, el elenco de Hugo Tenaglia forjó una victoria chiva, porque la visita vino a hacer su negocio y se resguardó en defensa, buscando un punto para llevarse. Pero no le bastó. Si bien descontó a poco del final.

Lo negativo pasó por las lesiones de Yoao Asprilla (que solo sería un golpe en la rodilla) y Juan Pablo Yabrón (sin parte médico). Lo positivo es que el conjunto marplatense se arma de a poquito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*