Ciudad

La Gripe A paraliza la economía local

La Gripe A continúa y algunos especialistas predicen que el pico se generaría a partir del 29 de este mes. Desde el municipio han dado la orden de cerrar, por tiempo indeterminado, el Casino Central y su extensión local, el Casino del Mar ubicado en el Paseo Hermitage. Esta medida tiene como objetivo evitar grandes concentraciones de gente.

En cuanto a los comercios mantendrán abierta sus puertas, tanto jueves –feriado nacional- y viernes -asueto sanitario-. La intención de los dueños de diferentes locales es no perder las pocas ganancias que están generando, desde la semana pasada, cuando se anunció en el despacho del intendente Gustavo Pulti el cese de actividades escolares y universitarias, que ocasionó una paranoia generalizada. También tuvo repercusión en muchos locales de esparcimiento nocturno de la ciudad que durante el fin de semana cerraron sus puertas.

Si bien no hay cifras oficiales, para ello se espera el final del receso invernal, todos los trabajadores y dueños de comercios coinciden en que las ventas han caído un 50 % por lo menos.

Diferentes organismos como la Cámara Marplatense de Actividades Comerciales y de Servicio (Cameco) manifestaron su postura en contra de cerrar los negocios. Cameco en un comunicado remarca que aislar a la sociedad es un error. Por otra parte, el secretario de la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP), Juan Taladrid, mantiene la postura de fomentar un movimiento comercial que viene con recesión anterior, al problema de la Gripe A. Y además afirmó que “la intención es trabajar sin olvidar las medidas de prevención adecuadas”.

El fracaso del receso invernal

Los hoteleros coinciden en que las vacaciones de invierno tienen su final anunciado, por toda esta situación que generó la gripe causada por el virus H1N1.

En una recorrida realizada por diferentes hoteles de la ciudad, el panorama es desolador. “No hay nadie alojado, mantuvimos los precios de temporada baja y no pasa nada, no recibimos consultas para las vacaciones invernales”, dijo Ricardo, recepcionista del Hotel Benedetti, ubicado en la avenida Colón.

En la zona de la terminal, el dueño del Hotel Aquilano fue contundente con su respuesta, al ser consultado por el movimiento turístico actual y futuro: “no pasa nada”, expresó Sebastián.

Los hoteles de la calle Güemes mantienen la misma perspectiva negativa, así lo afirmó Marcelo, encargado de reservas y conserje de uno de los hoteles más concurridos del barrio comercial.

Por la zona céntrica, la encargada del Hotel Po, Mónica, aclaró que no sólo hay escasez de consultas para vacaciones de invierno sino que tanto su hotel como otros vecinos, están perdiendo contingentes por cancelaciones de diferentes congresos o encuentros deportivos juveniles.

Diego, jefe de oficina de reservas del Hotel San Remo, ubicado en la calle Belgrano, sostuvo que “si bien las cifras estarán para después de las vacaciones, se puede decir que este receso invernal va a ser de menor concurrencia respecto a otros años”. Además agregó que “ya venía todo medio parado con las crisis del campo y la financiera, también el adelantamiento electoral y ahora se suma la gripe A”.

Situación terminal

El movimiento que se percibe en las diferentes ventanillas de la terminal de colectivos de la ciudad, es mínimo. Los destinos más elegidos son los del norte del país.

“Los coches a Santiago del Estero, Corrientes, Chaco, Entre Ríos y Tucumán, están saliendo casi llenos”, afirmó Adriana, responsable de ventas de pasajes de la empresa Flecha Bus. Parece que algunos omiten la indicación del Gobierno, que señala no realizar viajes, eligiendo destinos con clima más cálido para vacacionar, aprovechando el receso adelantado de invierno, a pesar de que se aclaró que debía explicarse a los más chicos que estas no eran vacaciones.

Empleadas de ventas de pasajes, como Eugenia de Plusmar y Romina de Tony Tur, sostienen que como las empresas para las que trabajan respectivamente, realizan viajes directos a la estación de Retiro de Buenos Aires, han notado sobre todo la semana pasada, una baja del 50 % en la venta de boletos.

A nivel provincial, la vendedora de pasajes de El Rápido Argentino, Valeria manifestó: “la baja en ventas de boletos a diferentes destinos de Buenos Aires es notoria”.

La empresa Micromar cuenta con unidades que viajan hacia Bolivia y cada vez que venden un pasaje con destino al país vecino, deben consultar con la frontera porque está la posibilidad de que se cierre definitivamente el paso hacia dicha Nación, debido a la situación sanitaria de Argentina, así lo aclaró una de sus empleadas, llamada Patricia.

Por Martín Zelaya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*