Ciudad

La cruz de Francisco ya está en la diócesis?

Cruz de Francisco en el Regional_2

De la vecina diócesis de Azul, llegó ayer la cruz de Francisco, que durante una semana estará peregrinando por la Iglesia marplatense. Con una intensa actividad, visitará las principales ciudades de la diócesis, como Necochea, Villa Gesell, Pinamar y Madariaga. Ayer por la tarde, toda la comunidad de Balcarce, la recibió en el templo de la parroquia San José, que a pesar del temporal de lluvia y viento, estuvo colmado de niños, jóvenes y adultos que se acercaron a venerar la cruz. Este ícono, réplica de la cruz de San Damián, fue bendecido por el papa Francisco en el encuentro con los argentinos que se produjo en la Jornada Mundial de la Juventud en Río, y desde enero peregrina todas las diócesis del país.

“Me siento muy feliz esta tarde de estar entre ustedes recibiendo esta cruz que peregrina por las distintas diócesis. Ahora la recibimos, de la diócesis de Azul y seguirá su camino. Esta cruz es un signo de profunda comunión eclesial, con el Santo Padre, el papa Francisco que la ha bendecido, y de comunión entre todas las Iglesias particulares de las distintas diócesis de nuestra patria” inició diciendo en su homilía el obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino, quien presidió la misa de ayer en el templo de Balcarce. Junto a él concelebraron los sacerdotes de Balcarce, el presbítero Pablo Bosisio y el presbítero Pablo Boldrini, el delegado de la pastoral juvenil, presbítero Ariel Sueiro y el presbítero oriundo de la ciudad, Ezequiel Kseim.

“Cuando el papa asume el nombre de Francisco, ha contemplado la conversión de San Francisco de Asís, en el siglo XIII una figura excepcional que contribuyó como pocos en la renovación espiritual de toda la Iglesia, recordándonos las exigencias del evangelio de Jesús. Cuando el papa asume su nombre, ha querido evocar, a esta figura, profundamente evangélica, renovadora. San Francisco, dedicó su vida a anunciar el evangelio, con el lenguaje del papa actual a salir a las periferias, a salir a anunciar a Jesucristo, privilegiando a los pobres y sencillos” explicó el obispo.

“El papa insiste en la necesidad que tenemos de salir a anunciar, todas las estructuras eclesiales, las instituciones de la Iglesia, tienen esta finalidad. Servir para que otros conozcan a Jesucristo y lo amen, no esperamos que vengan a pedir un servicio, por supuesto, cuando alguien se acerca a una parroquia, es muy importante, recibirlo bien, escucharlo, responderle a lo que pide; pero hoy esto no basta, es la hora de salir a ofrecer, a quien no se acerca, por los motivos que sea, a Jesucristo como la mayor riqueza, y  debemos acompañar esa propuesta con signos de caridad concreta”, detalló monseñor Marino.

Luego el obispo se refirió a la cruz, como condición para ser reconocidos como discípulos de Cristo, “para ser buenos cristianos tenemos que obedecer a cristo y aceptar renunciamientos, pero que conducen a una vida verdadera, de la felicidad. El camino del mundo, parece atractivo, fácil, y puede llevar sobre a todos a los jóvenes que necesitan orientación, a callejones sin salida”. También manifestó, que la cruz es un signo de la fecundidad, viviendo en comunión con Jesús y por último, la cruz, es el camino que trae la paz y la concordia en la sociedad, en la familia, los grupos. “Que esta visita de la cruz de San Francisco, a Balcarce, pueda singificar un estimulo poderoso para vivir bien la Semana Santay un aliento, para llevar adelante ese lema tomado de la exhortación del Santo Padre y, que nos proponemos para toda la diócesis “salgamos a todos a ofrecer la vida de Jesucristo”. “La Iglesia está llamada a dar testimonio y a crecer en número y muchos hermanos están esperando de nosotros, ese mensaje que se da primero con la vida y después con nuestras palabras”, concluyó el obispo.

El itinerario de la cruz y el Vía Crucis para todos

Desde el lunes 7 y hasta el lunes 14, la actividad en el marco de la visita de la cruz de San Francisco, será intensa. Lo más importante será el vía crucis del viernes a las 19, que partirá desde la parroquia Don Bosco, (Rivadavia 4818) hasta la Iglesia Catedral. Esta mañana por problemas climáticos, no pudo llegar hasta el basural, actividad que ha sido reprogramada para el viernes por la mañana. De esta manera, se dirigió a la carpa misionera, montada en el predio del Hospital Interzonal de Agudos, y luego del rezo del vía crucis, visitó los pisos del Hospital, llegando en especial a todos los enfermos y familiares, que pudieron rezar juntos, y luego tocar la cruz, dejando allí y con un profundo silencio, todas sus intenciones, angustias, dolores. La presencia de la cruz en la carpa misionera se extendió hasta las 17 donde se realizó una misa y luego partió a la Catedral, donde después de la misa, el presbítero Gabriel Mestre realizó una catequesis sobre la cruz.

“El día miércoles, visitará las tres cárceles de Batán, y luego por la tarde se dirigirá a la zona cuatro, que abarca Necochea, Quequén, La Dulce y Lobería allí habrá un encuentro importante que están organizando los jóvenes, se quedarán en vigilia de oración hasta la madrugada. La cruz volverá a mar del plata, el día jueves, donde se dirigirá al Hospital Materno Infantil, otro lugar donde es muy importante la presencia de la cruz de francisco, allí se va a recibir, la cruz recorrerá se podrá rezar y por la tarde se llevarán a la zona pastoral seis, de Villa Gesell, Pinamar y Madariaga”, explicó el presbítero Ariel Sueiro, delegado de la pastoral juvenil y organizador de estas actividades en torno a la cruz de Francisco. “El viernes, el día más fuerte para todos los fieles, habrá una celebración penitencial que comenzará en la parroquia San Pablo, a las 16 y luego a las 19 se invita a todos los que quieran participar, a un Vía Crucis que se dirigirá por las calles de la ciudad, por la calle San Martín, desde Don Bosco hasta la Iglesia Catedral. Los sacerdotes de la diócesis confesarán, y también nos acompañará nuestro pastor, el obispo, monseñor Antonio Marino, en este momento tan importante. La cruz de Francisco llega en un momento tan especial, porque llega a abrir la Semana Santa”, relató Sueiro.

“Queríamos que la cruz, se aproveche lo máximo posible, en cuanto al recorrido para que la bendición del papa Francisco llegue a todos los argentinos, en especial a los que llevan la cruz con su vida y particularmente la cruz que llevan muchos jóvenes. Es un gesto de salir al encuentro de los jóvenes, que buscan a Jesús, en el grito de una vida digna, es una propuesta en especial para ellos pero también para toda la comunidad, para que reciban la cruz, que es el fundamento de la vida cristiana”, enfatizó el sacerdote y concluyó “Con este vía crucis, haremos lío, pero el lío de manifestar la fe, de la esperanza, la alegría, de la fraternidad, del testimonio que Cristo cala hondo en nuestras vidas” concluyó.

Oficina de Prensa | Obispado de Mar del Plata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*