Ciudad, Información General

La ciudad recibió hasta el momento a más de 160 mil visitantes

La Municipalidad de General Pueyrredón confirmó que hasta el sábado al mediodía ingresaron a Mar del Plata más de 100.000 visitantes (y esperan duplicar esa cifra) que aprovecharon el feriado de lunes y martes por los festejos del Bicentenario de la Revolución de Mayo para unas minivacaciones.

Por el puesto caminero en el ingreso de Mar del Plata por la Autovía 2 llegaron a pasar hasta 30 autos por minuto y en las últimas 24 horas ingresaron unos 20.000 vehículos, en tanto que en la terminal de omnibus arribaron 650 micros, casi el doble que en un día normal. En las boleterías ya no quedan pasajes hasta el miércoles a las 7. “Tenemos todos los micros completos y no tenemos más servicios para agregar”, aseguraron en la compañía Tony Tour, PLusmar, Flechabus, Chevallier y Empresa Argentina.

“El fin de semana es un éxito rotundo”, coincidieron los operadores del sector y el Ente Municipal de Turismo (Emtur), al precisar que hasta ayer al mediodía llegaron a la ciudad 103.000 personas, sobre los 98.000 que lo hicieron el año pasado para los festejos de mayo, que sumaron un feriado al fin de semana. La vicepresidenta del Emtur, Valeria Méndez, estimó que una vez confirmen los números finales estarán “alrededor de los 200.000 visitantes”, más del doble que en 2009 para esta fecha.

“Estamos muy contentos porque una vez más queda demostrado que la ciudad es la elegida. Para nosotros es reconfortante, porque nos damos cuenta que el empeño que ponemos todos los marplatenses para que la ciudad crezca en todos los aspectos es positivo”, afirmó. “Es un fin de semana muy bueno, aunque siempre queremos más porque es parte de nuestras propias exigencias y el deseo por mejorar”, sostuvo la funcionaria. En los hoteles también se mostraron optimistas.

La ocupación trepa al 85%, según estimó Silvia Cerchiara, gerente de la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica. “Estamos viviendo una segunda Semana Santa”, sostuvo.

Un dato: los hoteles más chicos, que para esta época suelen estar cerrados, debieron abrir sus puertas y están trabajando como en verano. Los operadores estiman que el flujo de turistas será similar al registrado en Semana Santa, cuando arribaron a la ciudad más de 200.000 personas.

El tiempo permanecerá inestable hasta el martes, cuando recién aumentará la temperatura y cesarán las lluvias y lloviznas intermitentes, según el parte difundido por el Servicio Meteorológico Nacional.

El éxito del fin de semana se palpaba en el semblante de los comerciantes. No es para menos: las ventas minoristas crecerán un 25 por ciento en relación al año pasado, de acuerdo con la estimación del titular de Fedecámaras, Rubén Manusovich.

(Fuente: TELAM)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*