Deportes, Fútbol

Kimberley se trajo un discutido empate de Casares

DSCN3601

Kimberley dominó ampliamente a Argentino Agropecuario de Carlos Casares durante los 90 minutos, se puso en ventaja gracias a un gol de Damián De Hoyos pero minutos más tarde el árbitro Alejandro Berruti cobró un penal insólito que Ariel Reyes cambió por gol. Finalmente, fue 1 a 1 y el próximo fin de semana, el Dragón deberá viajar a San Nicolás para enfrentar a General Rojo que hoy le ganó a Sportivo Rivadavia por 3 a 1 (el cotejo se iba a disputar el miércoles pero por la suspensión de Independiente con Sarmiento la fecha se corrió unos días).

La cantidad de agua llovida horas antes al partido habían puesto el peligro el desarrollo del mismo. Sin embargo, cerca del mediodía, el temporal mermó y finalmente se llevó a cabo la quinta fecha del Torneo Argentino B en Carlos Casares.

El estado del campo de juego era bueno aunque había sectores en donde había demasiada agua. Al igual que en los demás partidos, Kimberley salió a jugarle al elenco de Juan Carlos Pirez. Toques cortos en el medio, pelotazos frontales buscando a Leandro Parra y la velocidad de Sebastián Corti por izquierda y Matías Ferreyra por derecha eran las claves.

Con conocimiento de causa, Agropecuario se plantó bien en el medio, intentando anular a Santiago Giuntini y a Alberto Flores y dejando poco espacio para la circulación de pelota.

En los primeros minutos ya se percibía que el duelo entre Juan Cruz Galli y Fernando Torres iba a ser duro. Sin embargo, a los 18, Berruti omitió una patada del delantero de Agropecuario al zaguero sin pelota que debió costarle la expulsión.

Las situaciones eran pocas pero los de Damián García manejaban la pelota con tranquilidad lejos del arco de Pablo Morata. Promediando la primera mitad, un remate de media distancia de Jorge Medina exigió al ex Unión de Mar del Plata que en dos tiempos se quedó con la pelota.

A los 28, un muy buen recupero de Julián Servera derivó en la corrida de De Hoyos que asistió a Giuntini que quiso definir a colocar desde el sector derecho pero la ejecución se fue apenas afuera. A los 36, Parra conectó de cabeza un centro de Giuntini pero Maximiliano Peruscina tapó bien y luego Julio Caldiero la tiró al córner.

En el complemento, la vertiginosidad de Kimberley aumentó. Parra pudo hacerse más espacios, Giuntin comenzó a desequilibrar con su gambeta y De Hoyos inquietó en todo el frente de ataque. Con decir que en 15 minutos el Dragón generó cinco situaciones claras de gol mediante sus puntas.

Se acercaban los últimos 15 y solo faltaba el gol. A los 28, Parra recuperó bien una pelota en la puerta del área grande y lo asistió a la “Garza” que colocó la pelota abajo y al palo más lejano de Peruscina que no pudo hacer nada.

El resultado era justo por el desarrollo general. Pero a los 32 iba a venir el grosero error de Berrutti al sancionar penal para Agropecuario tras un choque entre Morata (que estaba parado y de frente a la pelota) y Julio Acosta. Lógicamente, todo Kimberley le fue a reclamar y en esa protesta Javer D’Archivio se fue expulsado. Cuando todo se normalizó, Reyes remató a media altura y a la izquierda de Morata que se estiró hacia el otro palo y nada pudo hacer.

El partido continúo aunque por momentos con muchos nervios. No obstante, Kimberley continuó yendo hacia adelante y hasta pudo convertir el segundo pero en las dos que tuvo Parra no pudo conectar bien la pelota.

Agustín Belga

Los comentarios están cerrados.