Destacado, Jorge Elias Gomez, Opinión, Portada

Inseguridad: Se acumulan pruebas de corrupción; Pulti y Ciano muy comprometidos

La clásica imagen de la Señora Justicia con los ojos vendados, cobra inusual rigor y actualidad. Últimas declaraciones públicas e información a la que ha podido acceder mdphoy.com , indica que la burocracia política es la que discrecionalmente ha aprobado rendiciones sobre fondos, que no han sido auditados y pero si malversados, con la inevitable participación de la Secretaría de Gobierno, a cargo del doctor Ariel Ciano, un ex fiscal que sabe muy bien de qué se está hablando y de lo que se está haciendo, salvo que habite en una burbuja que lo aísle del pueblo de Mar del Plata. Pero es una pieza importante del poder político e institucional de la ciudad, casi un intocable a cargo de un área en la que nada funciona bien.

Ciano en oportunidad del asesinato de Dalina Di Mauro, dijo a mdphoy.com , que “el problema de la inseguridad es estructural”. El problema es que él mismo, forma parte de la estructura, que orgánicamente debió hacer el primer control exhaustivo como corresponde de los fondos ($ 13.800.000.-) del Plan Integral de Seguridad Ciudadana.

¿Y qué hizo?

 Como consecuencia de la investigación federal pisó los expedientes, cajoneó y archivó todos los procesos tendientes a equipar a Mar del Plata de cámaras de seguridad (nos ocuparemos aparte), móviles, pertrechos y adecuada infraestructura para prevenir el delito, para evitar que haya más asesinatos y más casos de inseguridad.

El carácter transitivo de la decisión de Ciano de dormir los expedientes (admitido y respaldado por el propio presidente del Concejo Deliberante, arquitecto Marcelo Artime) priva a los marplatenses y batanenses de otros $ 13.800.000.- que a esta altura uno debería pensar que para malgastarlos así es preferible que no vengan, para que no padezcan de la misma irresponsabilidad y discrecionalidad en el gasto.

Disponer de U$S 7.000.000.- para aplicar a la prevención del delito, desde hace dos años, tiene por lo menos excluyentes responsabilidades políticas, que pueden hacer que el hilo más delgado sea la salida de César Ventimiglia, ajeno y ausente de participación en este verdadero dislate de manejo de fondos públicos, que perjudican al erario marplatense y a la calidad de vida los mismos, como habitualmente se pregona en las gacetillas de prensa del gobierno de Gustavo Pulti.

A esta altura del relato, ya es necesario determinar cuál es la protección institucional, política y de los medios de comunicación oficiales de la ciudad que reciben tanto Pulti como Ciano, cómo para no rendir cuentas debidamente ante el Concejo Deliberante, y ya había que preguntarse cuál a ha sido la responsabilidad de la oposición política en el HCD, ya que esto no lleva un sino exactamente 720 jornadas, donde la situación es cada vez peor y más graves.

El manejo de la licitación para la instalación de cámaras de seguridad, es propio del manejo de un expediente fantasma, cada funcionario oficial tiene su versión. El escandaloso sobreprecio del 400 % de Global View fue aprobado en el Concejo Deliberante por Acción Marplatense.

Mar del Plata se ha convertido en la ciudad con mayor violencia del país, superando hasta las zonas más calientes del conurbano. Pero hay que soportar que por mutuas necesidades políticas, pinten la ciudad de naranja el color preferido de Scioli y se haga un derrame de dinero, sin control ni panificación ni optimización alguna. Además de la malversación de fondos, existe un desvío de los mismos, para atender las cuentas ordinarias, lo que trasladado al llano de la comprensión, significa que “se han patinado la guita” y hay que aguantar que los funcionarios oficialistas, digan que están trabajando para mejorar la calidad de vida de los marplatenses.

Según los datos suministrados a mdphoy.com está claramente configurado el delito de corrupción cuyo grado dependerá del orden que disponga la justicia. Es que la Prefectura Naval Argentina, ha comunicado de manera fehaciente que los gastos de estadía de los miembros de la Prefectura Naval, destinados al servicio de seguridad en Mar del Plata, han sido pagado de su propio presupuesto, y lo mismo ha ocurrido desde la jefatura de Gabinete de Ministros, donde fue instruida la orden de hacerse cargo de los gastos de alojamiento y elección del lugar del mismo, que en este caso recayó en la Unidad Turística de Chapadmalal.

Por qué es necesario salir a desnudar todo este entretejido, por qué están en juego la vida de muchas personas inocentes, victimas fatales o no, heridos, asaltados, robados, violados, golpeados. La función de auditor y revelar esta serie de irregularidades han sido ONGs. Que trabajan restando horas a su trabajo y a sus familias, mientras que hay funcionarios magníficamente remunerados, que dejan a sus vecinos a expensas de la delincuencia. Los foros de seguridad y organizaciones como víctimas del delito, han tenido una participación decisiva, para echar luz en todo este proceso, cargado sombríamente por otro delito: la corrupción bajo la forma de expedientes administrativos oficiales que maneja la política. Y no vemos precisamente a la política bajo necesidades y urgencias, sino disfrutando emolumentos que no merecen ganar de acuerdo a los resultados que exhiben, y que además mienten.

Jorge Elías Gómez

[email protected]

2 Comentarios

  1. LA GESTION DEL INTENDENTE PULTI ES LA MAS CORRUPTA E INEPTA DE LA HISTORIA POLITICA D MAR DEL PLATA. NO TIENE AUTORIDAD POLITICA Y MORAL PARA ESTAR AL FRENTE DE UNA COMUNA. ESPERO QUE EN OCTUBRE LOS MARPLATENSES ELIJAMOS MEJOR………

  2. Juan Manuel Castagnari

    No parece “poco serio” que se afirme algo sin dejar nombre y apellido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*