Arte y Cultura, Teatro

Historia de esquinas y faroles

Con dirección de Claudia Balinotti, 4 esquinas y un farol es un proyecto de teatro comunitario que lleva adelante El galpón de las artes (Jujuy 2755), en la cual se recuerda un mundo anterior, en el que las cosas eran más simples. La obra subirá a escena este lunes desde las 21:30.

La obra sitúa a los personajes en la manzana de un barrio, en la calle, en la época de las veredas, cuando las casas no tenían rejas, ni candados, ni miedos. Los chicos andaban en triciclo, por casi toda la noche, mientras los grandes conversaban sus “cosas de grandes”.

Pero, además, un mundo donde algunas rencillas se solucionaban con el filo del cuchillo. La obra tensiona libertad y opresión en la vida de un poeta y periodista, la monstruosidad irrumpe en sus sueños, cuando sueña la justicia y la paz.

4 esquina y un farol tuvo un tránsito singular. Se estrenó por primera vez en el 2001, entre cacerolazos y cambios frenéticos de presidentes y se mantuvo en cartel hasta 2005. El reestreno se da a partir de la participación de vecinos, electricistas, heladeros, docentes, amas de casa, artistas plásticos, estudiantes y actores del grupo Galpón de las Artes.

En cuanto al texto, poema puede ser la palabra clave para leer la estética que esta dramaturgia propone. 4 esquinas y un farol es una ficción, un texto teatral, que desconfía de los naturalismos del texto, son las imágenes directas las que revelan la acción para el libre ejercicio del pensamiento del espectador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*