Ciudad

Gravísimo: “Los pacientes en el hospital se mueren de hambre”

gfgf

Lo afirmó el presidente del CICOP en Mar del Plata, Alejandro Loretti, en dialogó con mdphoy.com y no se guardó nada a la hora de hablar de los innumerables problemas con los que cuenta el Hospital Regional “Oscar Alende”, las diferencias que existen con la directora del establecimiento, Susana Gómez, y las promesas incumplidas por el ministro de Salud Alejandro Collia, que como es habitual en la provincia, quedaron en la nada.

Que el nosocomio hace agua por todos lados ya dejo de ser novedad. Que los insumos y la maquinaría es insuficiente, también es un tema sabido por los marplatenses y sobre todo para los pacientes que allí se atienden, y que día tras días sufren el desarraigo de los gobernantes que hacen oídos sordos a una problemática que hasta ahora no tiene solución.

“Hemos sufrido hechos graves dentro del Hospital con algunos pacientes por la mala atención. Esa mala atención  se debe a la falta de elementos, de insumos para curarlos de la mejor manera. Y como siempre, el médico pone la cara y recibe los cachetazos”, manifestó casi resignado Loretti.

Los problemas no cesan en el nosocomio sino que se multiplican, pero desde adentro la convivencia con la directora del establecimiento tampoco es la ideal, muy por el contrario: “en las primeras movilizaciones de CICOP, en el mes de enero, la doctora Susana Gómez aparecía por el hall del hospital para amedrentarnos, es autoritaria… es la función de ella”, señaló el médico.    

En lo que respecta a las obras que se prometieron desde el gobierno provincial a través del ministro de Salud Alejandro Collia, solo quedaron en palabras. “Le pedimos cosas básicas: alimentación para los pacientes y el tema de los nombramientos dentro del hospital. Pero las soluciones del ministro son muy superficiales”. Y añadió que “personal de limpieza y seguridad por citar un ejemplo, todavía están en negro y por ahora no tuvimos ningún tipo de respuestas”.

No obstante Loretti no titubeó a la hora de hablar de la comida que reciben los pacientes del nosocomio y afirmó: “la alimentación es para todos igual pero ese no es el problema. El tema es que no cubren las necesidades diarias de cada interno. Los pacientes se mueren de hambre”. Y agregó: “la empresa que se encarga de las viandas, como no cobran, no modifican las dietas”.

El problema de las empresas que no cobran por los servicios prestados es uno de las tantas dificultades que después se ve reflejado por ejemplo en la falta de material necesario para realizar las respectivas curaciones. “Hay firmas que ya no licitan sus productos porque saben que no cobran. Nos acostumbramos a trabajar con esta precariedad y es lamentable”, aseveró el presidente de CICOP.

A lo largo de la charla uno de los temas que se transformó en  un denominador común es la escasez de recursos con las que a diario cuentan los facultativos y las precariedades edilicias que son vergonzosas. “No hay una zona del nosocomio que se salve. En patologías se quedaron sin receptores hormonales, de esta manera el tratamiento que le vas a ofrecer al paciente no será tan efectivo como debería”. Y continuó “se rompió el equipo para instalar marca pasos y ahora para que compren otro vaya uno a saber cuánto habrá que esperar”.

Asimismo Loretti fue terminante en resaltar que “no hay control de lo que se hace ni en que se gasta. El claro ejemplo de esto son las obras que se hicieron en el cuarto piso, sinceramente perdieron el tiempo y plata, ya que cambiaron en dos oportunidades el piso. Colocaron porcelanato ¡Es un hospital no una casa! Las camillas rompieron todo y tuvieron que volver a hacerlo”.

Otro de los inconvenientes que fueron denunciados desde nuestro portal, es la difícil situación que tienen que soportar los trabajadores de la salud dentro del establecimiento, con respecto a la inseguridad y los hechos de violencia que transcurren a diario. “Contamos con dos policías y personal de seguridad privada que los absorbe el ministerio. Estos cumplen otro perfil, no están armados”. Y agregó que “La única vez que pusieron un móvil policial fuera del hospital fue cuando nos visitó Collia. Pero ellos no dan abasto es gigante el hospital”.

La realidad superó la inacción de los que solo tapan huecos y no ofrecen soluciones. El final tiene lugar para dos frases, la primera corresponde  al gobernador de la provincia de Buenos Aires Daniel Scioli y a su habitual incapacidad: “Un pilar en nuestra gestión es la prevención”.

Y la otra es el merecido reconocimiento a los tantos médicos y trabajadores que se desloman para salvar vidas a como de lugar; como dice el artista peruano Víctor Montenegro: “Los hombres pasan, los recuerdos quedan, como quedan las obras de los que algo hacen”.

 

Enlaces Relacionados:

mayo 15, 2014 3:28 am

Crisis en los hospitales de la provincia, donde falta de todo

mayo 6, 2014 11:24 pm

Trabajadores gastrónomicos del HIGA y el HIEMI realizaron protesta formal por insalubridad

mayo 5, 2014 3:39 am

“La violencia es un tema constante en la guardia y en todo el nosocomio”

mayo 5, 2014 1:40 am

Heridos de bala desbordan el Hospital Interzonal

febrero 28, 2014 3:54 am

HIGA: desmienten publicación sobre operaciones mamarias

febrero 19, 2014 4:32 am

Nuevo paro de trabajadores de la salud; más de 30 mil adeptos

febrero 18, 2014 4:09 am

La muerte no se repara con plata, Collia llegó demasiado tarde

febrero 16, 2014 8:36 pm

El Hospital Interzonal colapsado por la inseguridad y la violencia

 

 

2 Comentarios

  1. Dime que salud tienen los habitantes,que hospitales y te dire bajo que regimen viven…La gran mentira Nac.& Pop. de esta “decada ganada”,una gigantesca estafa al pueblo argentino.

  2. Gracias Adela por comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*