Deportes, Fútbol, Opinión

Fútbol para Todos: ¿Cuestión Política y Social?

apo

 

Como amante y periodista del deporte más atrayente y conocido del mundo, hay cosas que no las concibo.

Si ustedes a través de sus relatores y comentaristas promulgan que el fútbol para toda la República Argentina sea gratis. ¿No sería mejor brindarle un nivel técnico superior? ¡Las cámaras están en Mechongué! ¡Es una vergüenza! ¿Para brindar esto se apoderaron de la pasión de los argentinos?

Ni hablar de los intérpretes que trabajan para su empresa.

No me interesa si relatan o comentan  bien, regular, o mal. Realmente no me incumbe de donde salieron o donde se prepararon.

Mi mensaje es más profundo. Los jóvenes merecen de alguna manera mayor participación. Son los que sostienen a menudo las transmisiones.

No trato de ofender con mi descargo, solo de informarles a efecto de lo que veo semana tras semana y de lo que escucho a diario. ¡Es aberrante! ¿Nombres propios? Marcelo Araujo. Ustedes me dirán… ¡Es el productor ejecutivo! Pero a mi no me interesa el cargo que ocupa. No hace mella en mí su condición. Es pedante, tedioso, presumido y pésimo relator deportivo. Desconoce por completo el nombre de los futbolistas. Apostillas fuera de lugar. Baches pronunciados durante el relato. ¡El cambio debería de ser en carácter de urgencia!

Julio Ricardo, Alejandro Apo. Necesitan observar 4378436 veces la jugada para darse cuenta lo que sucedió. Pregunto: ¿No están en los estadios? ¿No cuentan con un monitor? ¿Puede ser esto posible en íconos de la televisión y la radiofonía Nacional?

¿No será que tendrían que darse una vuelta por el Anses y ofrecerles su lugar a personal competente para la ocasión. ¡Es fútbol no física nuclear! ¿O en su defecto consultar a un oftalmólogo?

Además dejan rastros de entender poco el juego. En algunas oportunidades no son rastros, son surcos.

¿Quien les dijo que porque son personas mayores razonan con mayor percepción sobre las jugadas?

Si un individuo se anima a reflexionar a través de una nota sobre la calidad del servicio que brindan en su concepción. No lo tomen como un mero chiste. Como algo al pasar. Si son periodistas, no tienen más que indagar a través de las redes sociales, que gobiernan el plano informático alrededor del planeta. Allí, sabremos si el equivocado es uno. No se trata de escudarse a través de una mirada subjetiva y con esa precariedad desterrar el fundamento emitido.

Sobre el final quisiera que quede claro que no me interesa debatir si el Grupo Clarín me ofrecía una cosa y FPT otra. Se vive el presente. Y hoy el esférico lo manejan ustedes. Es por esto que les imploro por el bien del ciudadano común, mejorar el servicio en su totalidad, que sin dudas deja mucho que desear.

El argumento de “no pagar para ver” no les da el derecho a colocar a cualquier “personaje” al mando de una transmisión para todo el país y que de alguna manera sustentamos todos con nuestros impuestos.

Insisto. Es una opinión con evidencias sólidas y precisas. Que les tendría que permitir reflexionar de ahora en más los pasos a seguir.

 

 

Gastón

www.mdphoy.com

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.