Ciudad, Información General

Fraude eléctrico en edificios lujosos

Personal de EDEA debió zanjear la vereda para comprobar las irregularidades.

Personal de EDEA debió zanjear la vereda para comprobar el hurto de energía en edificios en construcción ubicados en la Avenida Colón al 3000. En ambas obras, la energía utilizada para la realización de los trabajos se sustraía mediante conexiones ilegales conectadas en forma directa a la red subterránea de la distribuidora eléctrica.

En Avenida Colón al 3000 está uno de los edificios lujosos.

El primero de los casos se registró en un edificio de muy buen nivel constructivo, donde se pudo verificar la existencia de un caño que desde debajo de la vereda ingresaba al edificio, encontrándose en su interior distintos cables  que conformaban una triple alimentación, dos de tipo trifásica y una monofásica, que se conectaban con un interruptor  termomagnético, desde donde se suministraba energía a la construcción.

Ante este indicio, personal perteneciente al Ärea de Normalización de Pérdidas de EDEA, procedió al zanjeo de la vereda, comprobándose que dichos cables estaban empalmados en forma directa a  la línea subterránea de la Compañía proveedora de electricidad.

El  operativo, que contó con apoyo policial, permitió no sólo poner fin al hurto de energía sino que normalizó una situación que deparaba grave peligro para la gran cantidad de transeúntes que habitualmente circula por esa  zona céntrica. Tras  el retiro de las conexiones ilegales, se procedió a labrar las actas correspondientes, citando por escrito a los propietarios para regularizar la situación en las oficinas comerciales de la Compañía.

El segundo de los hechos, se detectó a pocos metros del anterior caso, en un edificio en construcción de nueve pisos, donde, según anuncia el cartel de obra,  se habilitarán oficinas de calidad “premium”. Allí se verificó la existencia de una conexión trifásica directa desde una caja de toma, cuyos cables ingresaban en forma  precaria y peligrosa a la obra, donde se conectaban a un tablero interno con varios tomacorriente.

Como en el caso anterior, personal de EDEA, procedió a la normalización de las instalaciones con apoyo policial, labrándose las actas correspondientes que darán inicio a las acciones comerciales y legales que correspondieran.

Personal de EDEA con los cables ilegales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*