Ciudad, Salud

Extrajeron un tumor de mandíbula a un adolescente santiagueño en un hospital de Mar Del Plata

898907554_alomino1

Juan Palomino tiene 13 años y es de Santiago del Estero. En 2011 le descubrieron un tumor en la mandíbula. Lo operaron con éxito en el hospital provincial Tetamanti de Mar del Plata. Hace tres semanas le dieron de alta y, ahora, espera la colocación de los implantes dentales para volver a su pueblo natal.

Su enfermedad empezó a dar indicios hace dos años cuando notó “una pelotita” debajo de la lengua, que fue creciendo con el tiempo. En su provincia no consiguió quien lo operara, sobre todo por el costo que le demandaba y porque al vivir en las afueras de un pueblo como Las Termas le dificultaba concurrir a los controles médicos.

Pero en diciembre del año pasado Juan y su padre fueron a visitar a su tía, Susana Sosa. Ella fue quien lo acercó al hospital Tetamanti, donde le diagnosticaron tumor de Pindborg o “cáncer odontogénico epitelial calcificante”. La extensión del tumor comprometía toda la mandíbula, de izquierda a derecha.

Los médicos le advirtieron que no podía regresar así a su hogar, que debía ser intervenido con urgencia, pero que debería esperar la adquisición de una placa de reconstrucción de titanio sobre el modelo de su mandíbula, que finalmente fue realizado por el grupo KREO, de la facultad de ingeniería de la  Universidad Austral de Buenos Aires.

“Estábamos muy nerviosos durante la operación, porque encima duró  más de medio día”, comentó Susana. Los médicos lograron extirparle el tumor completamente y, ahora, aguarda la colocación de implantes dentales para que su vida vuelva a ser la de un chico sano de 13 años.

“Siempre es una alegría inmensa poder dar asistencia y mejorar la calidad de vida, no sólo de los habitantes de nuestra provincia, sino también de los del resto del país”, dijo el ministro de Salud de la Provincia, Alejandro Collia. Y destacó la idoneidad de los profesionales y la apertura del sistema sanitario “que no mira ni pregunta de dónde provienen los pacientes, sino que es solidario y gratuito, como está garantizado por la Constitución Nacional”.

Trece horas de quirófano

La compleja operación que liberó a Juan del tumor duró 13 horas, y tuvo dos etapas. La primera consistió en la “resección total de la mandíbula de ángulo a ángulo, incluyendo el tumor con márgenes adecuados”. Estuvo a cargo de Alejandro Ring y Guillermo Busaniche, especialistas de la Unidad de Cirugía de Cabeza y Cuello de Mar del Plata.

Luego el equipo coordinado por Juan Larrañaga, en conjunto con Pedro Pico del servicio de cirugía del hospital Italiano de Buenos Aires, procedió a la reconstrucción de la mandíbula con parte del peroné, uno de los hueso de la parte inferior de la pierna; para después reconectar los vasos sanguíneos con microcirugía. Finalmente, se le implantó una placa de titanio mandibular completa y biangulada.

De la cirugía también participaron el anestesista César Martínez y las instrumentadotas Daniela López y Florencia Petrelli y el equipo de enfermería y de apoyo: Laura Ilari, Gabriela Vargas, Lucrecia Toledo, Alejandra Rodriguez Salas, Emiliano Maffione, Eugenia Priore, Jimena Soares, Adriana Mazzuia, Valeria Zabala, y Laura Juarez.

El “Victorio Tetamanti” es un hospital materno infantil de alta complejidad, referente regional en las especialidades de neurocirugía e inmunología, y del programa de epilepsia a nivel nacional. Atiende las especialidades de oncología, cardiología, neumonología, otorrinolaringología, neurología, odontología y odontopediatría, traumatología, hemoterapia y hematología, laboratorio, genética, clínica médica y guardia.

Tiene un total de 300 camas distribuidas en los servicios de neonatología, terapia intensiva, pediatría y maternidad, y atiende un promedio anual de 300.000 consultas entre consultorios externos y guardia.

Fuente: Nova

Los comentarios están cerrados.