Ciudad, Información General

Extraen un colmillo a un tigre del zoo y le harían un implante

En el Zoológico y Parque Botánico,  de Sierra de los Padres, se realizó una intervención quirúrgica bucal a un animal salvaje; la misma no tiene muchos antecedentes en el mundo: Al tigre, recogido en la ciudad de Alta Gracia, en Córdoba, donde  fuera abandonado por un circo, se le extrajo  inmenso colmillo, fracturado,  y que producía  peligrosa infección que amenazaba su vida; los antibióticos habían dejado de hacer efecto.

En estos momentos, odontólogos y veterinarios, estudian  pro y  contra  de reponer la pieza dentaria inutilizada y aplicarle un  implante de titanio, (material tan duro como el acero)similar al utilizado en los dientes para seres humanos.}

La operación, un trabajo interdisciplinario realizado por dos dentistas, veterinario, biólogo, y  supervisado por profesionales de Fauna de la provincia de Buenos Aires, que dirige la licenciada Mónica Casciaro, sirve para confirmar los cambios producidos en  el funcionamiento y filosofía de los zoológicos de La Argentina.-

La operación se prolongó durante más de hora y media y se inició con una riesgosa tarea: dormir a la fiera con un dardo anestésico disparado con una escopeta especial; esperar que hiciera efecto y que asesugrara el tiempo necesario para trabajar sin sobresaltos; esa tarea  demandó 30 minutos de observación.

La intervención fue realizada por dos prestigiosos odontólogos de Mar del Plata, doctores Alejo Rodríguez y Miguel Vuotto, junto con el veterinario del ZOO, doctor Juan Carlos Marinelli, de extensa experiencia; colaboró con ellos el encargado del establecimiento, Juan Grassi, quien durmió al Tigre, y supervisó su trasladado desde el hábitat al quirófano.

El tigre, pese a ser dormido, fue amarrado con una red, asegurada a la camilla con tensores.

Terminada la exitosa tarea,  el doctor Miguel Vuotto, explicó que el animal tenía una fístula  importante, debajo del ojo y cerca del lagrimal, coincidente con algunas piezas dentarias del maxilar superior.

También dijo que,  “como es difícil hacer un diagnóstico a estos animales, hubo que dormirlo totalmente y cuando pudimos ver la causa, comprobamos que el colmillo del lado izquierdo superior estaba con una fractura en 2 ó 3 partes, por lo cual decidimos extraerlo; primero limpiamos bien a fondo las herida, hicimos el lavaje correspondiente, con el lógico temor que el tigre cerrara su poderosa boca sobre nuestras manos…

“Por suerte todo se desarrolló de acuerdo con lo previsto y pudimos limpiar esas zona a fondo y después labramos el mismo trayecto de la fístula higienizándola con la medicación que utilizamos en nuestros consultorios; terminado ese trabajo hicimos un cierre de las heridas con sutura de nylon.

–¿La infección ofrecía peligro para su vida?

“Sí, tenía una infección que estaba activa, supurando, pese a los intentos por combatirla con poderosos antibióticos, según nos explicó el doctor Marinelli. Cuando vimos al tigre en su recinto, observamos nítidamente la infección: el pus que brotaba,  desde hacía más de un mes  cerca de su ojo.

Doctor Rodríguez. ¿Se le puede colocar un implante para reemplazar el colmillo roto?

–“Vamos a esperar la cicatrización y después evaluaremos si de alguna manera se puede reponer la pieza dentaria que perdió. Hay que observar si se alimenta bien y si es imprescindible, volver a dormirlo, abrir la herida, colocar la base metálica para luego enroscar el colmillo de titanio, etcétera; la operación se puede realizar, pero ¿es necesario someterlo a todo ello, si come con normalidad?

Mientras tanto observaremos la evolución, su cicatrización, la desaparición de la infección e iremos estudiando la anatomía por si es imprescindible realizar el implante. No es cuestión de torturar al animal por el ego de ser los primeros o tener 5 segundos de fama saliendo en los medios de difusión.

–Una última pregunta: ¿Qué material debiera utilizarle en el colmillo, porque creo que no es lo mismo comer una lechuguita que partir un hueso con los dientes como hace este tigre…

“Utilizaríamos los mismos materiales e igual tecnología que la empleada para realizar implantes a seres humanos; también veríamos la posibilidad de lograr la óseo integración con un implante de titanio y luego determinar de qué manera reponemos esa  pieza.”

Transcurrido un mes de la  operación, el felino está en perfectas condiciones, come  con normalidad.

Ya recobrada la tranquilidad, al comprobar el éxito de la intervención y ante la reiteración de la pregunta (¿ le harán el implante?) los doctores Rodríguez y Vuotto, terminaron reflexionando con un dejo de humor:

¿Cuántas personas hay que viven con 1 ó 2 dientes menos y que comen y mastican perfectamente?. Ahora, si el Tigre es  coqueto, por una razón de estética, entonces si tendremos que operarlo nuevamente y realizar el implante… Pero, por lo que hemos visto después de la recuperación, su  compañera tigresa, lo acepta como es, con un colmillo menos…

 

Los comentarios están cerrados.