Ciudad, Información General

Exigen que se optimice la red de cajeros del Banco Provincia

El concejal de la UCR Fernando Rizzi presentó ante el Concejo Deliberante un pedido para que se realicen gestiones ante las autoridades del Banco Provincia con el objetivo de optimizar el funcionamiento de los cajeros automáticos pertenecientes a la entidad, como así también ampliar la cantidad de los ya existentes.

Este pedido surgió luego de comprobar la saturación e insuficiencia de cajeros automáticos del Banco de la Provincia de Buenos Aires. “Cada mes se repiten los inconvenientes y dificultades por los cuales deben atravesar los usuarios al realizar diversas operaciones bancarias”, cuestionó el edil.

Según consta en su presentación ante el Concejo se observan largas colas, fallas sorpresivas de los cajeros automáticos, faltante de efectivo, entre otras cuestiones, impidiendo en muchos casos que los usuarios puedan disponer en tiempo y forma del efectivo o realizar las operatorias pertinentes.

Esto, asegura Rizzi, excede las simples molestias “ya que como consecuencia de ellas, los clientes se ven impedidos de dar cumplimiento con obligaciones dinerarias contraídas previamente y como consecuencia de ello deben hacerse cargo de innecesarios intereses moratorios y/o punitorios por causas que le resultan totalmente ajenas”.

El concejal indicó que muchos otros optan por concurrir a los cajeros a altas horas de la noche cuando la afluencia de personas que requieren los servicios suele mermar, pero ello trae aparejado un riesgo innecesario por parte de los usuarios, la mayoría de ellos trabajadores, ya que quedan a la merced de posibles asaltantes.

Por eso para el concejal de la UCR resulta “necesario” instar a las autoridades del Banco de la Provincia de Buenos Aires a que mejoren el funcionamiento de los cajeros automáticos optimizando el sistema operativo, garantizando la provisión de fondos, emplazando mayor cantidad de bocas logrando que los trabajadores perciban sus haberes a debido tiempo, sin pasar por diversas vicisitudes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*