Destacado, Política

En realidad, todo el gobierno de Pulti es una gran farsa

Aspirantes afectados por el manejo de los exámenes de ingreso del CEMA, califican a todo el trámite como una farsa, que además tuvo una utilización política, (a la que inocentemente se prestaron 6.000 marplatenses) por parte de Gustavo Pulti y todo el oficialismo. Pero la farsa no se reduce sólo a los exámenes del CEMA, sino que el gobierno municipal se ha convertido en una gran farsa. En realidad es sólo una mimetización, que arranca desde Balcarce 50, pasa por La Plata y termina en Yrigoyen 1627. Digamos que es la prolongación del ex concejal con el traje de intendente, que ni se molesta en llamarlo pragmatismo para diferenciarse.

Ahora dicen que no se pueden estacionar taxis en una parada de calle Rioja. En realidad el sistema de coordinación de semáforos, no sólo involucra esa intersección sino toda el área céntrica, extendida ahora por el crecimiento de la ciudad, centros comerciales y por el parque automotor.

El programa de tránsito que se está usando, es de finales de la década del ´70. De acuerdo al mismo (desde ese entonces) no se puede estacionar sobre Belgrano, Buenos Aires, Rioja, San Luis y Santa Fe, o sólo puede hacerse sobre una de sus manos, o sobre ninguna de ellas.

El objetivo es agilizar las vías uno (1) de circulación. ¿Por qué el tránsito funciona así? Porque todo es una farsa a la cual se presta Pulti y un elenco de gobierno en el cual se piensa que manejar el área no hay que ser ningún sabihondo.

Recordar que Ariel Ciano había prometido eliminar la doble fila frente a los colegios. Es muy difícil, que con semejante grado de ineptitud, se pretenda que no existan dificultades en el tránsito, no es sólo una mayor cantidad de autos. Artime (que es arquitecto) dice que hay construir edificios con cocheras, o premiar excepcionalmente con metros cuadrados, a quien lo tenga en cuenta. Artime hace 25 años que está girando por la municipalidad. ¿Ahora se dio cuenta que no hay cocheras? Tal vez lo haya avispado Boudou. Todo es una farsa. Ese craso error de concepto, está agravado por la ampliación de la red de interconexión a calles transversales sobre las troncales, donde el funcionamiento de los semáforos actúa en isla, es decir están fuera de la malla de interconexión. La instalación no responde a un programa, sino a razones políticas y comerciales, que terminan padeciendo automovilistas y peatones. Pero como la oposición está dibujada, no trabaja, no sabe y no contesta. Todo es una farsa.

Por qué se ha llevado a un valor superior de U$S 2.000.000.-, el valor mensual de la recolección de residuos, de manera retroactiva, y además se ha reducido el servicio, dándole una proporción geométrica al beneficio de la contratista que se lleva gran parte del presupuesto y cuenta con la protección del multimedios La Capital, a quien llevan en el negocio con el 10 % bruto de la facturación. Por eso es todo una farsa. Que la concejal Debora Marrero (con el mayor de los respetos) haya sido la informante del oficialismo de esta redeterminación de precios, que impacta en el corazón del presupuesto, sugiere con claridad que ni Ciano ni Laserna ni Monti, quisieron poner la cabeza.

Porque se ha calculado un presupuesto con el 9 % de inflación anual. Es todo una farsa, el 9 % de inflación se consume a fines de abril. Lo demás es saldo en rojo, menos raciones de comida para los comedores, menos vacunas en las unidades sanitarias, menor mantenimiento para las escuelas.

Por eso es todo una farsa. El acuerdo parcial con los municipales es una farsa que no llega a junio; recordar aquello de “con los dirigentes a la cabeza o con la cabeza de los dirigentes”.

Porque los caños del emisario submarino siguen danzando en el mar, mientras no se ha instalado ni un solo metro de caño, en lo que se ha denominado como “La Yaciretá Marplatense”, asociándolo al caso de mayor corrupción de la reciente historia de la Argentina, por todo esto, es todo una farsa. Por qué en OSSE dicen que esperan una nueva evaluación de otro experto. ¿Por qué no volvemos a la disolución del contrato con Roggio – Dycassa? No hubo ningún cargo, sino común acuerdo para que ese consorcio abandone la obra y huya, durante el gobierno de Daniel Katz. Todo es una farsa, Pulti era el concejal que ganaba las elecciones en el 2011.

La farsa continuará.
Jorge Elías Gómez
[email protected]

Un comentario

  1. Porque siguen las calles con unos baches tremendos.? Siendo que las avenidas a la vista del publico se pavimentaron como tres veces. por ejempplo la avenisa independencia desde la costa hasta libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*