Ciudad, Información General

En Necochea no se salva ni la fiscal: tildan a Analía Duarte de “aliada al poder”

La fiscal general (interina) del Departamento Judicial de Necochea, Analía Duarte, está en la mira del Consejo de la Magistratura bonaerense: serias denuncias por irregularidades en el tratamiento de expedientes la pusieron en el ojo de la tormenta.

Eterna amiga del poder, Duarte cuenta con el apoyo incondicional del vicegobernador Gabriel Mariotto a través de la senadora provincial Cristina Fioramonti, esposa de Carlos Kunkel e integrante de la Magistratura por el FpV, quien impulsara en ese organismo su candidatura para el cargo de fiscal general que aún se encuentra vacante y es ocupado provisoriamente por la sospechada funcionaria. De hecho, desde el pasado 6 de noviembre, se encuentra en stand by la designación para ese cargo.

1016543816_duarteEl nombramiento de Duarte era un mero formalismo, al menos esa fue la promesa que le hizo el otro “vice”, Amado Boudou, el día 23 de octubre de 2011, a cambio de “cajonear” la causa contra Pablo Pina, director de Anses Necochea detenido por la policía local con armas, municiones y drogas, tras amenazar a militantes de Unión Peronista y dictar su libertad apenas un par de horas después. Pina fue el “panderetero” de Boudou durante la campaña electoral. Se sabe que al vice le gusta el rock.

El modus operandi del kirchnerismo necochense brindó a Duarte la oportunidad de demostrar su incondicional lealtad a la “sintonía fina”. El 15 de enero de 2012 se disputó la competencia “Desafío de la Costa” en Arenas Verdes, con la presencia del propio Mariotto. Un cuatri fuera de control impactó contra el reportero gráficoJuan Carlos Dray. A raíz de ese accidente -Dray aún se encuentra en etapa de rehabilitación-, la prueba fue suspendida de inmediato por orden del vicegobernador.

Pero se detectaron inmediatamente importantes irregularidades en la organización y el manejo de fondos en esta prueba en la que se invirtió más de $1 millon sin que se sepa a ciencia cierta el destino de esos fondos. Un dato a tener en cuenta: el organizador es Marcos Linares, titular de la empresa involucrada en la estafa del Arco en C.

La fiscal interviniente fue Analía Duarte, quien “sugirió” a la familia del fotógrafo desistir de toda acción legal. Fue esta causa el impedimento para que el tándem Mariotto-Boudou pudiera cumplir su promesa: el Dr. Julio Razzona, abogado del fotógrafo, recusó a la aspirante a fiscal general ante el Consejo de la Magistratura.

“La Dra. Duarte necesita de un aval político para su posible designación como Fiscal General del Departamento Judicial de Necochea, por lo tanto no goza de la libertad, imparcialidad e independencia necesaria para ejercer su rol frente a una posible responsabilidad  patrimonial o ética de la provincia de Buenos Aires o sus funcionarios”, argumentó el letrado.

Otra causa vital para la institucionalidad del distrito de Necochea que duerme el sueño de los justos es la auto-denuncia del ex alcalde Horacio Tellechea por la estafa en la compra de material hospitalario. Ni un llamado a indagatoria, ni una auditoría contable, nada: ni un movimiento para investigar la más vil estafa al pueblo de Necochea.

Analía Duarte es hoy señalada como una fiscal aliada al poder que guarda celosamente y bajo siete llaves los expedientes que, si vieran la luz del día, llevarían a la cárcel a más de un político necochense.

AgenciaNOVA

Los comentarios están cerrados.