Ciudad, Información General

En la Misa Crismal, el Obispo pidió a los fieles “promover en la diócesis el culto al Santísimo Sacramento”

Ayer por la tarde, el Obispo de Mar del Plata, junto a todos los sacerdotes de la diócesis celebraron la Misa Crismal. También participaron cientos de fieles que, a pesar de la intensa lluvia, quisieron acompañar esta eucaristía que posee un tinte diocesano, ya que es la única celebración de la Semana Santa en la que todos se reúnen en la Catedral. En la misa el Obispo consagró el Crisma y los óleos de los enfermos y de los catecúmenos. Los sacerdotes renovaron sus promesas sacerdotales.

“La liturgia de la Misa Crismal que estamos celebrando posee un particular significado diocesano. Los presbíteros de las distintas zonas de la diócesis son invitados por el Obispo a concelebrar la Eucaristía durante la cual se consagran los santos óleos que durante el año serán empleados en los sacramentos del Bautismo y de la Confirmación, de la Unción de los enfermos y del Orden sagrado” iniciaba su homilía Monseñor Marino, explicando sobre esta misa de Miércoles Santo.

Luego, se refirió a la unidad de los sacerdotes, del sacrificio eucarístico y de la Iglesia y manifestó, “los distintos aspectos de la unidad de la Iglesia quedan admirablemente vinculados con la Eucaristía, que es sacramento del sacrificio, sacramento de la presencia real y sacramento de la comunión”. Y pidió, “este año, a partir de ahora, deseo comenzar a hablarles con más asiduidad de la presencia real de Cristo en la Eucaristía y promover en la diócesis el culto al Santísimo Sacramento. Recojo de esta manera un deseo de los Obispos de todo el mundo que participaron del Sínodo sobre la Eucaristía y que el Papa Benedicto XVI formuló así en la exhortación apostólica Sacramentum caritatis”.

También refiriéndose a los óleos que se consagraron ayer que se utilizan para sacramentos como el bautismo y la confirmación, el pastor de la Iglesia local dijo “el cristiano por el Bautismo y la Confirmación es ungido para pertenecer a Cristo. De este modo, ingresa en el pueblo sacerdotal y queda comprometido en la misión de Cristo y de la Iglesia para la vida del mundo. En orden a esclarecer mejor la conciencia sobre los sacramentos de la iniciación cristiana, he dado normas precisas sobre la catequesis de niños, en cuanto a la edad para el inicio, su duración y el orden de recepción de los sacramentos. A lo largo del presente año, todos los responsables de la catequesis de iniciación han recibido el encargo de pensar en los métodos y contenidos en orden a alcanzar los objetivos propuestos, que son, ante todo, sintonizar más plenamente con las orientaciones objetivas de la Iglesia, y también, recuperar en forma clara la indisoluble unidad entre los sacramentos del Bautismo, la Confirmación y la Eucaristía”.

Por último expresó resaltando el trabajo y la vida de los sacerdotes, “me complazco en felicitar a los sacerdotes en su día y presentarles la gratitud de la Iglesia diocesana por el don de Dios que cada uno aporta en su lugar de trabajo apostólico. Si la vida de todo cristiano es vida oculta con Cristo en Dios, este rasgo tiene con frecuencia en la vida sacerdotal, un realismo dramático. El presbítero vive muchas veces dando una paz y un consuelo verdaderos, que por disposición divina, sin embargo, no siempre tiene para sí. Suele vivir su ministerio con amor sincero y entrega generosa, sin esperar humana recompensa. Pero Aquél por cuya gloria trabaja, sondea los corazones. A él nada se le escapa y sabe recompensar por encima de nuestra imaginación y medida”.

Jueves Santo

En la tarde de hoy, Jueves Santo, comienza el Triduo Pascual propiamente. A las 20, en la Iglesia Catedral, Monseñor Marino presidirá la Santa Misa de la Cena del Señor en donde, como lo hizo Jesús con sus discípulos, lavará los pies de doce hombres. Posteriormente se trasladará el Santísimo Sacramento y se realizará de 22 a 24 la “Hora Santa” para poder rezar junto al Señor, recordando su agonía en el Huerto de los Olivos. Habrá sacerdotes confesando durante todo el día, en especial en este momento de adoración.

Mañana Viernes Santo, día en que se conmemora la Pasión y Muerte del Señor, la Iglesia entera adora a Cristo Crucificado. Es un día en el que se participa de los sufrimientos de Jesús con la penitencia y el ayuno. A las 15, en el templo mayor de la ciudad, será la “Solemne Liturgia de la Pasión y Muerte del Señor”.

También este día, a las 18 habrá un vía Crucis rezado a orillas de la Laguna de los Padres organizado por la Reducción de Nuestra Señora del Pilar que está ubicada en Ruta 226. Km 12.5. A las 19 se presentará el espectáculo “La Pasión, Según San Juan” de Alejandro Mayol que es una obra que recrea por medio de música folclórica nacional, los momentos más trascendentales de la Pasión del Señor. Será en la Parroquia Nuestra Señora de Luján, Batán que se encuentra en la ruta 88 km 17.

Por último, el Obispo presidirá a las 20, el Vía Crucis Rezado, por las calles del centro de la ciudad partiendo desde la Iglesia Catedral.  A las 22, también en el mismo templo será la recepción de la virgen de la Esperanza Macarena que estará acompañada por la colectividad andaluza.

 

Muestra artística

“La belleza de la fe” es el título de la muestra artística que se está desarrollando en el Pasaje Catedral desde el 31 de marzo y hasta mediados de abril. Consiste en reproducciones gigantes de las obras de Caravaggio, Giotto di Bodone, Fra Angelico, Vincenzo Campi, Sebastiano del Biombo y Tiziano. Funciona desde las 8, hasta las 22.

“Observemos entonces la obra de estos maestros, no como quien la estudia en un museo, sino meditando mediante las imágenes, y ver en ellas representado al Cristo de la cruz que nos reconforta: Te amo, con amor eterno  y cuestionarnos a su vez, cuál es el camino que el Señor nos pide, para salvar y salvarnos en esta nueva Pascua de resurrección” reflexionó el arquitecto Pablo Malaret quien colaboró con esta exposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*