Carta de Lectores

El verdadero impacto del código de publicidad

0898

Realmente sorprende, ver cómo ha impactado el cumplimiento del Código de Publicidad en nuestra ciudad. Desde el inicio, pude observar que las copias de códigos de otras ciudades, puntualmente Rosario y al Capital Federal, sin tener en cuenta las características de la nuestra como ciudad turística, ya era un dato negativo, copiar y pegar es fácil pero el resultado ha sido muy contraproducente cuando se lo lleva a la práctica.

La prueba está  cuando  no se escuchan las recomendaciones, que alguna vez hice con respecto a este código, luego de hablar con arquitectos y comerciantes, para reformar algunos artículos en busca de mejorarlo, pero como tantas otras cosas, en este gobierno cargado de soberbia, ni siquiera se discutió, sólo se archivó, y tampoco se escuchó a los comerciantes que en realidad fueron los primeros damnificados.

Damnificados en lo económico, por lo que tuvieron que gastar para adaptarse, y algunos ni siquiera pudieron cumplirlo en su totalidad, y vemos cómo otros no lo han cumplido, poniendo gigantografías de marcas con ropa deportiva , o con promociones de descuento en los frentes comerciales, o cartel como el de la calle Buenos Aires (entre Belgrano y Moreno), que poco tiene que ver con el rubro ya que publicita un agradecimiento político, siendo una cochera,  que son cartelería, la mires o analices desde el lugar que quieras.

No nos olvidamos hoy recorriendo, desmontadas las marquesinas o carteles frontales el estado en qué están las paredes, los motores de persianas a la vista o tapadas con baldes plásticos, los motores del aire acondicionado etc. Como la mayoría de las cosas llevadas a cabo por este intendente, en forma desprolija e improvisada, haciendo cómo que hacen, da como resultado el fracaso en lo visual y un  impacto comercial y económico demasiado negativo para la ciudad.

Finalmente, vemos como hay demasiada oscuridad y desprotección en las veredas para los transeúntes, que hoy se quejan de la falta de cobijo ante la lluvia, la pérdida de clientela que no encuentra el negocio que tenía como referencia con otro tipo de publicidad.

La polución visual existe, entonces nos preguntamos, quienes nos preocupamos por el resultado final de cada proyecto o nueva ordenanza, ¿no les molesta la polución edilicia convirtiendo la costa en una muralla de cemento, no dejándonos ver el mar y proyectando sombra sobre las playas en horas tempranas de la tarde?, y también en muchos casos la destrucción del patrimonio histórico y arquitectónico de la ciudad, de lo cual poco queda.

Es por eso, que no nos es fácil entender esta supuesta preocupación por el medio ambiente en forma contradictoria, destruyendo para tapar la naturaleza por un lado y dejando a la vista paredes, motores, oscuridad e impactando en los bolsillos de los comerciantes que siguen pagando tasas, impuestos, alquileres, etc.

Convierten al Estado en socio para las ganancias y no para las pérdidas, en definitiva una sociedad injusta, donde se sigue premiando a los amigos que no cumplen con la ley, por sobre los que son perseguidos para cumplirlas, este Código de Publicidad ha sido altamente negativo en todos los sentidos, por eso sería bueno bajar a la realidad, comenzar a escuchar y hacer las reformas que sean beneficiosas en ambos sentidos y por supuesto de cumplimiento efectivo, PARA TODOS.

Mónica E. Felices

2 Comentarios

  1. una verguenza mas de Pulti y marioneta alveolitte, que estan destruyendo a la ciudad.

  2. Gracias Jorge por comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*