Ciudad, Información General

El velero francés amarró en la Base Naval

A las 13.00hs de hoy, tomó amarras en la Base Naval Mar del Plata, el velero “Mirabaud” de pabellón suizo que sufriera importantes averías el pasado sábado 12 a unas 400 millas náuticas al Este de Puerto Madryn.

A las 10.00hs zarpó desde el muelle Sur de la Base Naval, la Lancha Patrullera A.R.A. “Punta Mogotes” con buzos de rescate y un bote semirígido a bordo para escoltar en su última etapa de navegación al puerto local al velero “Mirabaud”, a bordo embarcó también, un equipo de prensa de la televisión suiza e integrantes del grupo “Mirabaud Nautic Team” que sigue el itinerario del barco en ésta importante regata internacional, la“Barcelona World Race”.

La Armada Argentina implementó un importante despliegue de medios que incluyeron el vuelo de aviones P-3B Orión de la Escuadrilla Aeronaval de Exploración con Base en Trelew y destacó a la corbeta (P-32) A.R.A. “Granville” para que asistiera al velero en alta mar. Localizado el mismo fue escoltado por la corbeta hasta unas 20 millas del puerto marplatense, punto en el que a las 11.45hs la lancha “Punta Mogotes” se hizo cargo de su escolta hasta nuestra ciudad.

En la Base Naval Mar del Plata, los tripulantes fueron recibidos por el Comandante del Area Naval Atlántica, Contralmirante Veterano de Guerra de Malvinas, Edgardo Aníbal García quien les dio la bienvenida a la ciudad.

Tanto el “skipper” del velero, Dominique Wavre, como su acompañante, Michele Paret, ambos de 55 años de edad, se encuentran en perfecto estado de salud.

Uno de los momentos más emotivos vividos en el encuentro de la lancha “Punta Mogotes” con el velero “Mirabaud” fue cuando en una improvisada drisa del velero, ambos tripulantes desplegaron una enorme bandera argentina a la vez que por la radio se escuchaba un emocionado “gracias Armada Argentina”.

Ya en el muelle, Dominique Wavré hizo público a los medios de prensa presentes, su reconocimiento, a la vez que destacaba el alto grado de profesionalismo de la Armada Argentina: “Estuvieron a nuestro lado en el momento que más los precisábamos, eso nos colmó de tranquilidad pese a las averías sufridas” expresó.

Pese al hecho de haber tenido que abandonar esta importante regata internacional, tanto el equipo, como los tripulantes, se hallaban felices de haber arribado a puerto seguro tras el percance sufrido al atravesar un temporal en el siempre difícil Atlántico Sur.

Oscar Héctor FILIPPI

CORRESPONSAL NAVAL

A.R.A. – A.N.A.T.

Los comentarios están cerrados.