Política

El radicalismo fijó posición sobre la discusión de la policia comunal

Senador Provincial Carlos Fernández

El senador radical Carlos Fernández, Presidente del Bloque de Senadores Provinciales de la Unión Cívica Radical, se expresó sobre los debates que ha traído el proyecto de ley para crear policías comunales. “Hay una escalada de disparates dichos desde el sciolismo y el Frente Renovador, en esta discusión que no tiene demasiado sentido”, señaló. Además, explicó por qué este tipo de fuerzas no se podrían aplicar en la provincia.

El debate que se desarrolla en la Legislatura Provincial por el proyecto de las policías comunales, ha desatado escenas realmente vergonzosas. En el Senado, particularmente, hubo muchas discusiones al momento de definir qué artículos incluiría esta nueva legislación. Al respecto, Carlos Fernández explicó: “se está ensuciando demasiado la cancha. El dato de la realidad es que 42 senadores que se pusieron de acuerdo en el título, son incapaces de sacar una ley. Nadie está preocupado por solucionar el problema de fondo. Los 42 senadores votaron a favor de la norma, pero no pudieron ponerse de acuerdo en el articulado particular”.

Al momento de explicar por qué las policías comunales no podrían implementarse, el senador radical destacó: “los instrumentos no son buenos ni malos por sí mismos. Cuando uno ve ejemplos, encuentra de todo. Todos los proyectos se aplican en un contexto. Y en la Provincia de Buenos Aires, con el avance del narcotráfico, se parece más a México que a España, por citar dos lugares donde funcionan las policías municipales. Ahora no saben cómo volver atrás en México, porque fueron el trampolín por donde se les coló el narcotráfico y les tomó partes importantes de la sociedad”.

Aplicando el ejemplo al territorio bonaerense, se advierte la posibilidad de un efecto similar, pero con ciertos atenuantes que no están hoy dentro de la consideración del proyecto: “el 90% de estas policías funcionarán en el Gran Buenos Aires, donde está la convivencia entre los barrabravas que actúan como fuerzas de choque de los intendentes, y también el manejo de la droga en las tribunas. Colocar policías municipales en ese contexto no solucionará el problema de inseguridad, sino que lo agravará”.

Como si estos puntos no fuesen evidencia suficiente, Fernandez sumó la situación económica que vive la Provincia de Buenos Aires: “vamos a tener una nueva fuerza policial que costará entre 3.000 y 3.500 millones de pesos por año. Si decido hacer esto, hay otras cosas que no hago. Estamos en una provincia donde la propia fuerza de seguridad no tiene combustible para los patrulleros, no tiene dinero para las cubiertas, ni siquiera para el papel donde se toman las denuncias”.

Por último, señaló que sumar muchos efectivos, como se pretende, es algo improbable: “estamos hablando de una provincia que tiene sancionada hace más de un año y medio la policía judicial y no fue capaz de poner en marcha un solo efectivo, y ahora quieren poner 15.000. Parece más un verso para la tribuna”.

“Estamos en contra de esta ley, por eso vamos a utilizar todas las herramientas posibles para que esto no se apruebe. Hicimos pública nuestra actitud desde un primer momento, así que no gasten una sola gota de especulación con nuestro comportamiento”, detalló Fernández, y fue contundente sobre el futuro de las Policías Locales: “La ley está muerta y de muerte natural, este proyecto está terminado”.

Prensa UCR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*