Básquet, Deportes

El Polideportivo en “llamas”

La hinchada de Peñarol hizo estallar al estadio. Nuevamente estuvo al límite de la capacidad. (Foto: Pickandroll).

El Polideportivo se volvió a vestir de fiesta al igual que en la final del miércoles. Las cerca de 7.000 almas Milrayitas que habían delirado al compás del juvenil Facundo Campazzo, la figura de la noche, volvieron al Islas Malvinas para ver repetir la historia: otra victoria de Peñarol.

Y no fue una previa más. En el medio de un corte de luz por toda la zona aledaña al escenario principal, el equipo de Sergio Hernández volvió a ponerle un ladrillo más a este castillo de triunfos. Porque acumula 38 victorias al hilo como local, dejando atrás aquella única derrota en su casa ante Obras Sanitarias (16 de octubre de 2009).

“Para ser campeón hoy hay que ganar”, gritó en varias ocasiones la banda de Peña. La n° 6 comenzó a alentar desde temprano y más aún cuando al elenco de la ciudad se le había complicado el partido por la férrea defensa cordobesa.

Y del otro lado estaba Atenas. Envuelto en un clima enrarecido por declaraciones de su presidente, donde no le daba garantías este equipo, más el rumor de que Oscar Sánchez no renovaría contrato post-liga, de la llegada nuevamente de Bruno Lábaque, de la contratación de Jonathan Treise, el Griego se jugaba un partido clave para sus aspiraciones al título. Su objetivo fue venir a Mar del Plata a llevarse por lo menos un juego para Córdoba. Pero no lo consiguió y quedó 2-0 abajo.

VISITA PRIVILEGIADA

Y toda final se llena de personas reconocidas. Leo Montero, tal cual había prometido en su programa Antes del Mediodía (AM), que sale todas las mañanas por TELEFE, se hizo presente en Mar del Plata para seguir bien de cerca el espectáculo máximo de la Liga Nacional de Básquet. Y tuvo un lindo lugar para ubicarse, al lado del banco de suplentes del equipo de Sergio Hernández. Que privilegeado…

PELOTAS PARA TODOS

Luro Authogar, sponsor oficial de Peñarol, repartió balones de básquet durante el descanso largo hacia las cuatro tribunas del Polideportivo Islas Malvinas.

Por Maximiliano Ibáñez

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*