Ciudad, Información General

El jardín y Casa del Niño Juanito Bosco cumple 20 años de servicio

Juanito Bosco, es un jardín y casa del Niño que educa, contiene y acompaña a 120 pequeños en situación de vulnerabilidad social que provienen de barrios periféricos  del norte de la ciudad, Alto Camet, Las Dalias, Areoparque. Es una institución educativa católica que está ubicada en Sagastizabal 4776 y este año está cumpliendo su 20 aniversario, por lo que el próximo jueves 13 de septiembre el Obispo de Mar del  Plata presidirá la misa en acción de gracias a las 13.30, en la Parroquia Cristo Rey que está al lado del Jardín. Desde la institución invitaron a todos los que fueron parte o colaboraron de alguna manera con la institución durante estos 20 años de servicio.

Mariela David es la directora del jardín y casa del niño desde hace diez años y habló sobre los objetivos, el trabajo, las necesidades de la institución. “Trabajamos con chicos de 3, 4 y 5 años. Son dos instituciones en una, con dos objetivos fundamentales en cada una de ellas: como jardín de infantes, priorizar los pedagógico, y desde la Casa del Niño, el pilar es lo social, el acompañamiento, la contención y dar respuesta desde esa realidad”. Luego agregó, “los 120 nenes hacen jornada completa, vienen de las 8.15 hasta las 16.15 y durante todo el día están haciendo actividades de jardín desde lo pedagógico, incluyendo su desayuno, almuerzo y merienda. Se sostiene el servicio durante todos los días del año incluyendo vacaciones de invierno y de verano”. Para llegar al jardín, la mayoría de los chicos lo hace a través de un transporte  gratuito que realiza 24 paradas en distintos puntos de los barrios, hasta llegar a la institución. Los padres los acercan y los van a  buscar a esos puntos estratégicos cercanos a sus hogares.

“El ingreso a la institución es en relación a las familias más prioritarias, es decir, con mayores necesidades. Los papás los anotan, algunos por decisión familiar, otros por derivación del centro de protección de Alto Camet, del tribunal de familia, o de los servicios sociales de municipalidad.  Luego una asistente social nuestra y una orientadora educacional, hacen una visita domiciliaria a todas las familias que se anotan, se realiza un informe socioambiental y se establecen diversas pautas sobre la vivienda, lo social” detalló la directora. David remarcó “siempre digo que tenemos garantizada una comunidad en situación de vulnerabilidad; a diferencia de otras instituciones, en lugar de dos o tres acá son todos”.

El jardín y casa del niño “Juanito Bosco” es una institución privada pero gratuita y se sostiene por un lado desde DIPREGEP con el aporte estatal del 100% de los sueldos docentes; y por otro lado a través del ministerio de desarrollo social de la provincia reciben 94 becas bimestralmente. “Si bien nos mandan 94 becas, tenemos 120 niños por eso  tratamos de estirarlo, organizar, y acomodar para que alcance” señaló Mariela David. “Y tenemos pequeñas donaciones materiales que nos ayudan. Por ejemplo hace más de diez años que todos los viernes una señora viene a traer dos kilos de azúcar, y otra que viene de Buenos Aires que junta lana y teje pulóveres para los nenes, cada vez que viene trae 10 ó 15. Estas pequeñas donaciones van ayudando, pero la importancia de las donaciones que se puedan conseguir, es que sean sostenidas, no importa si es mucho o poco. Como pasa con Cáritas también nos traen yogures, postres, papa eso a nosotros nos da un alivio importante y nos da la posibilidad de variar los alimentos que les damos”.

 

¿En qué se puede colaborar?

 

“En prioridades desde la alimentación todo es bienvenido. Fideos, arroz, azúcar, tomate, leche, son los pilares fundamentales. Por ejemplo los chicos comen pan en el desayuno y la merienda, no compramos galletitas dulces porque no es la prioridad, por eso nos alegramos cuando nos donan porque así variamos la merienda y le damos algo especial. Nosotros compramos carne, pollo, pan, pero realmente todo es bienvenido” enumeró la directora de Juanito Bosco.

 

“Después tenemos la colaboración para la institución, y gracias a Dios contamos con muchos elementos, fruto de donaciones. Los recursos que pueden ser importantes para el jardín son juegos, libros de literatura infantil, dvd’s. Por supuesto también lo que es para los chicos propiamente, ropa de abrigo, medias, ropa interior que falta y mucho”. “Y todo lo demás es bienvenido, porque todo llega a destino, si no es para la institución llega a las familias. Gracias a Dios, con el seguimiento del equipo tenemos bien precisas cuáles son las necesidades de cada una de ellas”.

Por último Mariela David remarcó el modo de trabajo y de vivir esta compleja realidad cotidiana con la que se encuentran diariamente, “más allá de la cabeza que es importante en una institución, porque tenemos un propósito desde lo educativo y lo social, Juanito te interpela a que tu corazón esté abierto permanentemente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*