Humor

El Gaucho Mate Amargo: Tata, quiero ser Cabandié

 

El Gaucho Mate Amargo, fiel reflejo de la picardía criolla, ansía tener los modales y la vida del legislador kirchnerista Juan Cabandié. (Dibujos: NOVA)
El Gaucho Mate Amargo, fiel reflejo de la picardía criolla, ansía tener los modales y la vida del legislador kirchnerista Juan Cabandié. (Dibujos: NOVA)

Sin más compañía que su Tata, una guitarra, un arado y algunos animalitos, el gaucho Mate Amargo se queja todo el tiempo de sus penurias.

Estoy cansado de todo

Del calor, de los mosquitos

Ya todo me importa un pito

Quiero pasarla de diez

Por eso mesmo, mi Tata

Yo quiero ser Cabandié

 

Me iré pa la gran ciudad

Para fumar de la buena

Me olvidaré de las penas

Morfando en Puerto Madero

Ya no seré Mate Amargo

Ser Cabandié es lo que quiero

 

Tomaré güisky del bueno

Ya no más mate cocido

Hijo e desaparecidos

A tuitos diré que soy

Seré de lo más soberbio

Soy Cabandié desde hoy

 

Con los derechos humanos

Montaré un gran negocio

Para fomentar mi ocio

Simularé legislar

Y  la que me haga una multa

Yo la mandaré a cagar

 

No pagaré ni una multa

Cuidaré muy bien mi guita

Si una “desubicadita”

Pide papeles del coche

La haré echar de su conchabo

Y se le vendrá la noche

 

Gritaré a los cuatro vientos

“Me banqué a la dictadura”

Y como lo tengo duro

Y también lo tengo largo

Me yamaré Cabandié

Ya basta de Mate Amargo

 

No ponga esa cara, Tata

Yo del campo ya me voy

Me haré amigo de Cristina

Y le besaré los pies

No me yame Mate Amargo

AURA SOY JUAN CABANDIÉ

Fuente: http://www.novanacional.com

Los comentarios están cerrados.