Política

El conflicto docente llegó a la Justicia y Scioli confía en que el martes comenzarán las clases

0010809070

Suteba agudiza el conflicto docente en la Provincia: el miércoles, en medio de una marcha masiva, los gremios amenazaron con “ir a buscar” a las autoridades si no cumplían sus reclamos; el jueves fracasó una nueva negociación y un equipo del gobernador, entre ellos la ministra de Economía Silvina Batakis, fue blanco de agresiones; el viernes la Provincia instrumentó un aumento por decreto y la Justicia recibió un amparo para que se inicien las clases. Las dos últimas medidas, lejos de ayudar, podrían llevar la disputa un peldaño más arriba en la escalada que protagonizan las partes hace 13 días.

El recurso de amparo fue presentado por el defensor Carlos Bonicatto ante el Juzgado en lo Contencioso Administrativo 3 de La Plata. El funcionario ofició de mediador el jueves en una audiencia que terminó una vez más sin acuerdo, y cuyo resultado llevó a los gremios a prolongar el paro. En su argumentación, Bonicatto sostuvo que “existe una colisión de derechos y el derecho a la educación de los niños está por encima del de huelga”.

Con el recurso, el defensor confía en que el martes comenzarán las clases. La misma esperanza tiene el gobierno de Daniel Scioli, que expresó su  expectativa de que los gremios acaten una eventual resolución a su favor. Así lo ratificó públicamente el jefe de Gabinete Alberto Pérez.

Los docentes no adelantaron qué harán ante la inminente decisión judicial. De ordenarse que se regrese a las aulas, discutirán su posición en plenarios, explicó el titular de Suteba, Roberto Baradel, quien desde entonces sigue responsabilizando al Ejecutivo por la falta de clases por no otorgar el incremento pedido.

Por lo pronto, los maestros verán acreditada en sus salarios desde el viernes la suba que decretó la Provincia. El ministro de Trabajo Oscar Cuartango reconoció que el aumento del 30,9% es para los sueldos iniciales y que los docentes con antigüedad recibirán una mejora del 21% en todo el 2014.

Los trece días de paro que impidieron el inicio del ciclo lectivo ya igualaron la cantidad de jornadas de huelga que hubo durante 2013, la mayor en diez años. Ante esto, el gabinete de Scioli evalúa diversas alternativas para que los 3,5 millones de chicos que no empezaron el ciclo lectivo puedan recuperar el tiempo perdido.

Las variantes que maneja el Gobierno van de agregar horas de clase en las primeras semanas a rever el calendario de las vacaciones de invierno, pasando por la posibilidad de que se dicten clases los fines de semana, precisó Pérez.

En tanto, la directora General de Cultura y Educación, Nora de Lucía, reveló el proyecto de impulsar una ley de emergencia para “cubrir el servicio educativo” con “docentes de institutos superiores”.

Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*