Ciudad, Información General, Policiales

Detienen a Gustavo Mellmann

El admitió que se estaba llevando las ruedas porque “se trataba de chatarra“, aunque denunció una “operación policial” en su contra, según informó la agenciasuburbana.com.

Gustavo Melmann, que se hizo conocido por sus reclamos y marchas mediáticas contra la impunidad, fue demorado 17 horas en una comisaría y se le secuestró una credencial del Ministerio de Justicia -no trascendió si era auténtica o falsificada- que lo identificaba como miembro del “Programa Antiimpunidad”.

El arresto se produjo el sábado en Murillo y Thames a partir de un denuncia de vecinos. Voceros de la Policía indicaron entonces efectivos de la comisaría 27a. sorprendieron a Melmann mientras le quitaba las ruedas a un Ford Sierra estacionado con ciertos signos de abandono. Los agentes también encontraron llantas de otros vehículos dentro del auto que conducía el padre de la joven asesinada.

“Me pasó esto porque me reconocieron, porque soy quien soy. Me tuvieron 17 horas preso, desde las 4 de la tarde del sábado hasta la mañana del domingo. Me hicieron fichas, fotos y me sacaron huellas dactilares como si fuera un delincuente. Me quieren armar una causa, denunció por su lado Melmann a la agencia Télam.

Melmann luego se dirigió a la Defensoría del Pueblo porteño y realizó una presentación contra la Policía Federal. En el escrito sostuvo que hubo una “operación de la Policía Federal en respuesta a sus reclamos históricos contra la impunidad en la violencia policial”, de acuerdo al portal Online 911.

El resonante caso. Natalia Melmann tenía 15 años en febrero de 2001 cuando al salir de un boliche de Miramar, donde vivía ella y su familia, fue raptada, violada, torturada y asesinada. Por estos delitos, Gustavo “El gallo” Fernández fue condenado a 25 años de prisión en febrero 2002, pero cuatro años después la Cámara de Casación bonaerense le redujo la pena a diez años.

Fernández y los tres policías –Ricardo Suárez, Oscar Echenique y Ricardo Anselmini– habían sido sentenciados por un tribunal de Mar del Plata. En febrero de 2008, la familia de, denunció que desconocidos quemaron y destruyeron el santuario que habían levantado en el vivero donde fue hallada la joven, y señalaron como autores a los familiares de los policías condenados por violación y homicidio.

Un comentario

  1. a que se dedicaba este hombre cuando los criminales mataron a la hija? y por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*