Ciudad

Despidieron los restos del padre Dol Gamallo con la misa de exequias

Sencillez y bondad. Esas eran características del padre Dol Gamallo, se destacó durante la misa.
Sencillez y bondad. Esas eran características del padre Dol Gamallo, se destacó durante la misa.

Se realizó este lunes en la Parroquia Santa Ana -Ituzaingo 5050- la misa de exequias del párroco Dol Gamallo, quien falleció el pasado domingo a los 84 años. La misma estuvo presidida por el obispo de la ciudad, monseñor Juan Alberto Puiggari, quien destacó que “su muerte sucedió como la preveíamos, silenciosa como su vida”.

Durante el acto, Puiggari recordó preceptos religiosos como la fe y la creencia en la resurrección, y destacó que “la muerte no es el fin, ni una casualidad sino el comienzo de la verdadera vida, y así tenemos que vivirlo”. Luego dio gracias a Dios “especialmente por la vida del Padre Dol y por su maravillosa vida sacerdotal”.

Entre las virtudes del párroco, resaltó “tres o cuatro virtudes muy claras, la sencillez y humildad; que siempre tenía en la boca la palabra gracia; y lo que él nos da por medio de nuestros hermanos también es gratuidad. La gente que tiene pronta la palabra gracia muestra un corazón grande y el Padre Dol siempre decía gracias”.

Puiggari señaló además la capacidad del cura para ayudar en tareas manuales, como por ejemplo su participación para levantar las paredes de la Parroquia Santa Ana. “Había que construir, trabajar manualmente y lo hacía como un obrero más y para él eso era su gloria”, explicó el obispo a la vez que resaltó que “si uno tuviera que sintetizar todas las virtudes tendríamos que decir que era bondadoso, en el sentido más rico de la palabra”.

Al finalizar la homilía, el obispo agradeció al padre José Luis Puñal y al padre Fabián Miranda, que están en Balcarce y que cuidaron de Dol, además de mencionar el cuidado “enormemente delicado” de las hermanas del Hogar Landera de Necochea, especialmente de la Hermana Marta, a quienes el cura estaba “muy agradecido”. Allí pasó su último tiempo.

Además se hizo mención a la cercanía de los sacerdotes de Necochea, el padre Antonio y el padre Hernán David. Por último, monseñor Puiggari agradeció al pastor de la Iglesia Metodista que se hizo presente en la misa de exequias.

Finalmente José Luis Puñal, leyó un fragmento del testamento que el padre Dol le había pedido le entregara al obispo cuando le llegara el momento de partir. “Dejo mi dinero para los gastos de mi entierro pidiendo que sean lo más sencillos posibles, y depositen mis restos mortales en una fosa común junto a los más pobres de esta localidad. Que los fieles recen por todos nosotros y hagan la eucaristía en nuestro sacrificio, para que la eucaristía los haga buenos cristianos”.

Un comentario

  1. YO NO CONOCI AL PADRE DOL PERO RSTUBO EN MI COMUNIDAD Y ME DIJERON QUE FUE Y SERA UNPADRE BONDADOSO Y UMILDE ESTUBO COMO 35 AÑOS EN MI CAPILLA CUAN DO TENDRIA QUE SER ASTA 6 AÑOS COMO LOS DEMAS (SOLO LES QUIERO DECIR QUE EL NO SERA UN SANTO PERO MURIO EN PAZZZZZZZZ