Ciudad, Información General

Denuncia penal a Gils Carbó y Righi, por protección política a Pulti

El fiscal general ante la Cámara Federal de Mar del Plata, Juan Manuel Pettigiani, denunció penalmente a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, y a su antecesor en ese cargo, Esteban Righi, señaló Clarín en su edición de hoy con el título “Un fiscal de Mar del Plata también denunció a Gils Carbó”.

Para Pettigiani “queda claro” que tanto Righi como Gils Carbó “han decidido ‘a ayudar a alguien a eludir las investigaciones de la autoridad o a sustraerse de éstas’ al detener y dilatar una investigación que debió haberse sustanciado de una manera mucho más diligente” contra los sospechosos, dice el diario porteño.

mdphoy.com había adelantado oportunamente, que desde la Procuración General de la Nación, había una clara intención de no avanzar en la investigación, por razones políticas, sobre la utilización de fondos específicos que debían ser aplicados a combatir la inseguridad.

Los recursos fueron entregados desde la Nación y la Provincia, pero su aplicación fue desviada y malversada, dando lugar a la iniciación de una causa penal al intendente Pulti y al ex secretario de Gobierno, hoy presidente del Concejo Deliberante doctor Ariel Ciano. Así lo reconocieron especialistas en el tema, en declaraciones que figuran en el expediente judicial, aún así el fiscal Claudio Kishimoto, durmió la investigación y antes de dejar su cargo en la fiscalía se declaró incompetente, pasando las actuaciones al fuero bonaerense.

El avance nulo en la investigación sobre el destino de fondos del Plan de Seguridad de Protección Ciudadana, dio lugar a una nueva denuncia contra la procuradora General de la Nación Alejandra Gils Carbó y también a su antecesor el doctor Esteban Righi, quien renunció a su cargo ante la embestida mediática del vicepresidente de la Nación Amado Boudou en el caso Ciccone.

Del tema se hace eco hoy el matutino Clarín en una nota cuya reproducción textual es la siguiente:

“El fiscal general ante la Cámara Federal de Mar del Plata, Juan Manuel Pettigiani, denunció penalmente a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, y a su antecesor en ese cargo, Esteban Righi. Es por no haberlo designado como “fiscal coadyuvante” para impulsar una investigación por el presunto desvío de fondos destinados a la seguridad por parte del municipio local. Gils Carbó ya suma varias denuncias. La más grave por designar fiscales a dedo.

La denuncia, a la que Clarín tuvo acceso de fuentes judiciales, quedó radicada en el juzgado federal 3 marplatense, a cargo de Santiago Inchausti. Pettigiani le imputa a Righi y Gils Carbó la presunta comisión de los delitos de encubrimiento e incumplimiento de los deberes de funcionario público, además, según el denunciante, de un posible retardo de justicia.

La denuncia original sobre el presunto desvío de casi 14 millones de pesos había sido formulada por el propio Pettigiani junto con integrantes del Foro Municipal de Seguridad marplatense. Sin embargo, él jamás pudo actuar en la causa -iniciada en julio de 2010- por no haber logrado nunca autorización de sus superiores de la Procuración para “coadyuvar” con el fiscal de primera instancia, Claudio Kishimoto.

La causa finalmente terminó en la Justicia provincial porque el juez federal Alejandro Castellanos decretó este año la incompetencia del fuero federal para investigar los eventuales delitos pese a que se trataban de fondos públicos nacionales enviados por la Jefatura de Gabinete de ministros en el marco del “Plan Integral de Protección Ciudadana”. Lo curioso es que la incompetencia había sido pedida por el propio Kishimoto, el fiscal que debía impulsar la causa y que, según Pettigiani, tuvo un casi nulo avance.

Para Pettigiani “queda claro” que tanto Righi como Gils Carbó “han decidido ‘a ayudar a alguien a eludir las investigaciones de la autoridad o a sustraerse de éstas’ al detener y dilatar una investigación que debió haberse sustanciado de una manera mucho más diligente” contra los sospechosos.

Los comentarios están cerrados.