Ciudad, Policiales

Declaran integrantes de HIJOS por haber sido fotografiados en un escrache

Este miércoles en Tribunales, en el juzgado correccional Nº 1 de Jorgelina Camadro a las 9,30 declaran algunos integrantes de la Agrupación H.I.J.O.S. por una causa del 2002 cuando les sacaron fotos en un escrache.

El 24 de Noviembre de 2002, la agrupación H.I.J.O.S. realizó un acto público en la sede de la Base Naval en el marco de la “Caravana de la Memoria”, con la intención de escrachar a los Centros Clandestinos de Detención. El acontecimiento transcurría con normalidad entre los cánticos de los presentes y la atónita mirada de algunos transeúntes que suelen pasar por la zona del golf. Fue entonces cuando a la ya excesiva y sospechosa seguridad que presentaba la entrada de la Base Naval, se sumo otro patrullero identificado como “Delegación Departamental Policía Científica Mar del Plata”. Rápidamente y a pocos metros de los manifestantes comenzaron a tomar fotos con total impunidad desde el móvil policial.
Los integrantes de H.I.J.O.S. le preguntaron al hombre por que tomaba fotos, y el Sargento, luego identificado como Carlos Bader, sin ocultar la cámara que asomaba por la ventanilla respondió: “no sé, a mí me mandaron”.
Bader no estaba solo, del operativo participó también Víctor Heugas. Ellos, también, fueron quienes irónicamente relevaron el robo que sufrió la sede de H.I.J.O.S. una semana después del escrache. Los supuestos ladrones ingresaron con una intención que iría mas allá a la de robar. Al irse “dejaron” una computadora, un teléfono fax y un claro mensaje de intimidación. Aunque, Bader y Heugas no encontraron ni una sola pista que esclareciera el hecho. La oficina en cuestión, se encuentra junto al Foro de Seguridad, lugar donde a veces se reúnen los comisarios para escuchar las problemáticas de los barrios.

Ante estos sucesos, con el patrocinio del Dr. César Sivo y amparados en el artículo 43º de la Constitución Nacional, H.I.J.O.S. presentó un pedido de Habeas Data para conocer la información que de ellos tenía la policía y con que fines la almacenaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*