Deportes, Fútbol

Crónica de un final sufrido

Promediaba el 2009 y el Torito conocía el descenso del Argentino A. Poco le duró el ascenso obtenido en el 2008 luego de vencer en la promoción al desaparecido La Plata Futbol Club. En el torneo no cumplió una buena actuación, deambulo en las últimas posiciones gran parte del torneo. Casi a mediados del mismo el cuerpo técnico fue reemplazado por Gustavo Noto, quien obtuvo buenos resultados pero no le sirvieron para salvarse de la promoción. En consecuencia terminó enfrentándose a Crucero del Norte, al cual no pudo vencer ni convertirle en ninguno de los 2 partidos. De hecho, Crucero, gracias al gol de Brítez en el primer enfrentamiento obtuvo el Ascenso. Es por eso que Alvarado, con la continuidad de Noto a la cabeza, volvía al Argentino B.

A comienzos de Septiembre del 2009 el equipo debutaba de local venciendo por 2 a1 a quien comenzaba sus pasos en el torneo, Ferrocarril Sud de Olavarria. Las nuevas incorporaciones Cristian Pereyra y Mauricio Villa lograban los 3 puntos iniciales en el Argentino B. Pero esa seria la única victoria de Noto en su nuevo ciclo, ya que en la 8va fecha terminaría. Luego de empatar sin goles vs. Ferrocarril Sud y debido a los pocos puntos obtenidos (6 puntos: 1 ganado, 3 empatados y 4 perdidos).

El cuerpo técnico de Noto fue reemplazado por Jorge Vendakis (conocido DT en torneo metropolitanos de ascensos) a la cabeza y su ayudante de campo seria Roberto Oliver (director técnico en el torneo local para ese entonces). Arrancó en el Mundialista perdiendo 2-0 contra Grupo y a la fecha siguiente fue goleado en Bahía frente por Liniers 4-1. En medio de su trayectoria se desafectaron siete jugadores con el aval de la Comisión Directiva. Solo seis partidos duró como DT, de los cuales sacó cinco puntos (1 ganado, 2 empatados y 3 perdidos). Terminaba el torneo apertura y una vez más los resultados mandaban. Alvarado que sumó sólo 11 puntos en 14 partidos ya estaba en zona de promoción y lejos de una posible clasificación, en consecuencia, llegó a su fin el ciclo Vendakis.

Su reemplazo no tardó en llegar. El 10 de diciembre la Sub Comisión Directiva de Fútbol, en conjunto a la Comisión Directiva, decidieron que Roberto “el piojo” Oliver (tras un paso como técnico de cuatro partidos en el 2002 y luego de dirigir en el torneo local) tome nuevamente riendas del primer equipo. Para arrancar el torneo Clausura en el 2010 con el objetivo de mantener la categoría. Velozmente se armó la pretemporada del plantel  y se eligieron los cuatro refuerzos para sumar al plantel.

El 24 de enero “el piojo” debutó, con una derrota en el Minella (2-1 contra Ferrocarril Sud) y seis días más tarde fue a Tandil y le ganó a Grupo Universitario, obteniendo una histórica victoria luego de estar 27 partidos sin poder ganar como visitante (16 perdidos y 11 empatados esta racha la arrastraron cuatro técnicos y una categoría: Philipp, Yonadi-Maradona, Noto y Vendakis). Con el paso de las fechas, Alvarado de a poco empezó a caer en la zona de promoción y hasta piso el descenso directo algunas semanas.

El equipo del Piojo jugaba bien fuera del Mundialista pero le costaba ganar en su ciudad. Sufrió una sequía de goles en cinco partidos y a falta de cuatra fechas del fin de temporada, luego de perder dos partidos, caóo contra Racing por 2-1 y se hundía en la tabla del descenso.

Le restaban tres partidos (uno de visitante y dos de local) que serían finales fundamentales para no descender una vez más. Gracias a la victoria en la visita a Independiente de Tandil (rival directo para la promoción), el equipo quedaba a un punto para salir de la zona de promoción. Los últimos dos partidos de local Alvarado debió trasladarse, al estadio Panamericano de Necochea por el resembrado del Mundialista. Y parece que le sintió bien el cambio de cancha. Volvió a triunfar de local (luego de no hacerlo por siete partidos) al derrotar  por 1-0 al duro Douglas Haig y esa victoria le sirvió para salir de la promoción y depender de si mismo. En la última fecha recibió nuevamente en esa ciudad a Bella Vista de Bahía Blanca ganándoles con autoridad por 2-0 y logrando el objetivo.

El cuerpo técnico encabezado por “el piojo” en conjunto con el plantel cerró su participación con tres victorias al hilo y con tres partidos con la valla invicta. Además en el Clausura, obtuvo 17 puntos (11 de ellos de visitante y 6 en total más que en el clausura), llego a 28 puntos en 28 partidos jugados y esto le dio su permanencia en el Argentino B.

(Por Ezequiel Ithurrart – Prensa Alvarado)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*