Destacado

Corrupción, corruptela y sobreprecios en la política energética K

jorge lapeña

El ingeniero Jorge Lapeña definió sin dudar y con precisiones, que existe un sistema de corrupción generalizada, que se paga con emisión de pesos, en la política energética del gobierno. Se aplica un sistema de subsidios, que integran la corrupción, la corruptela, la ineficiencia, las empresas amigas y los sobreprecios. Es un componente fundamental que provoca inflación, caída de los salarios reales y haberes jubilatorios.

En la Facultad de Derecho de la UNMDP dio comienzo el encuentro denominado “La Argentina que viene”. En dicho marco, tuvo lugar la charla denominada “La cuestión energética”
a cargo del ingeniero Jorge Lapeña, quien abordó todos los temas relacionados a esta problemática.
En compañía de la concejal Coria y el referente en temas energéticos de la UCR local Ing. Raúl Ciappina, Lapeña recibió a medios gráficos y electrónicos de la ciudad y otros lugares del país.
Durante su alocución el Ing. Lapeña, quien fuera parte del equipo que acompañó al Presidente Alfonsín desde 1983 desempeñándose como Subsecretario de Planificación Energética, Secretario de Energía y Presidente de la Comisión Nacional de Energía Atómica y del Directorio de la estatal YPF, ahondó en detalles referidos a la situación energética.

La reproducción textual de la entrevista con mdphoy.com es la siguiente:

¿No hubo vencedores ni vencidos en el acuerdo con Repsol como dice el Ministro de Economía?

No analicé las planillas completas por las cuales se determinaron los precios y las formas de pago. Esto será motivo del análisis minucioso que tiene que hacer el Congreso para aprobar una ley que certifique ese acuerdo. Por ahora conocemos una cifra 5 mil millones de dólares con una modalidad de pago y una tasa de interés. Esto se deduce que la Argentina no tenía los fondos para comprar YPF y ha hecho una compra a plazos y financiado. Habrá que analizar si estos plazos, si esta financiación, y las consecuencias económicas de esto, son buenas o malas para nuestro país.
En lo que concierne a los 5 mil millones de dólares parece un valor razonable. Es menos de lo que pedía Repsol, es más de lo que se suponía quería el gobierno argentino, está más o menos en relación directa con patrimonio de la compañía que surge de los balances. Es un valor parecido al que se utilizó cuando se vendió el 25% a la familia Eskenazi con acuerdo del propio gobierno del presidente Néstor Kirchner.
Las dos partes: La Nación Argentina y Repsol, dicen que fue amigable. Este es un acuerdo de ese tenor ya que en base a eso Repsol levantó todas las demandas que tenía no solo contra nuestro país sino también con YPF que la tenía prácticamente paralizada.

Si el gobierno Nacional no disponía de divisas para adquirir YPF ¿por qué la compró?  

Esa es la pregunta que el kirchnerismo le tiene que responder a los 40 millones de argentinos y todavía no lo ha hecho.
Comprar YPF sin saber cuánto vale lo llamaría que es un poco naif. Es decir me compró la empresa más grande de la Argentina y no sé cuánto voy a tener que pagar, es un hecho ingenuo. Comprar dicha empresa pensando que no la voy a pagar, cómo algunos pensaron, es un hecho delictivo. Ahora haber comprado la empresa sin tener plata es un hecho estúpido. La Argentina cometió a mi criterio un hecho estúpido.
No tener plata para pagarla implica decir: lo que yo compré lo van a pagar los gobiernos que me sucedan, como los que nos reemplacen no tienen plata, porque el tesoro está en déficit, lo van a pagar los argentinos. Que son los 40 millones que vivimos hoy, menos los que se mueran, más los que nazcan durante diez años, lo van a pagar con impuestos.
No se va a poder pagar YPF con las utilidades de la compañía nacionalizada, porque si hiciéramos eso estaríamos haciendo lo mismo que hizo el Grupo Petersen. Es decir comprar la empresa YPF y pagarla con las utilidades y esto fue definido como el vaciamiento de la compañía.
Haber comprado la empresa más grande del país después de haberla vendido y haber gastado el dinero y haberlo hecho sin plata es un hecho estúpido. Creo que hay muchos estúpidos en la política argentina que  no preguntaron cuánto valía la empresa y cómo la vamos a pagar, y prefirieron envolverse la bandera y decir: YPF es nuestra. Esto habla mal de las formas en que la Argentina decide sus grandes políticas nacionales.
Estuvo muy mal haberla vendido. El gobierno del doctor Alfonsín y sus funcionarios estuvimos en contra de ese hecho. Ya fue un hecho estúpido de la política haber vendido la madre de todas las empresas, la llave del sector energético.

¿En relación a los anuncios de Vaca Muerta hay más euforia que sensatez?

Hay más euforia que datos ciertos. Porque Vaca Muerta es un reservorio de hidrocarburos no convencionales, cuya factibilidad de explotación económica y ambiental no está todavía probada, por eso no se trata de reservas comprobadas sino de recursos. Estos son muy ciertos en lo que hace a la cantidad a diferencia de las reservas comprobadas que tienen un grado de certeza de un 90 % y además es incierta su capacidad de producción. Dice, (todavía no en la Argentina), una consultora de la Secretaría de Energía de los Estados Unidos, que nuestro país puede ser la tercera reserva mundial de este tipo de recursos. Pero tener dichos recursos no implica tener la producción de los mismos y además no convencionales. El único país que los ha puesto en producción, en escala significativa es Estados Unidos. Recién, el segundo país es China, que todavía no comenzó, por lo tanto la idea de citar todas las fichas en Vaca Muerta me parece una idea poco sofisticada.

¿La denominada Década Ganada, que tiene que ver con los 15 mil millones de dólares que hay que desembolsar anualmente, por pago de energía, es un resumen de un déficit global de las gestión kirchnerista ?      

Mi pensamiento dice que no hay una década ganada más bien una década perdida. Argentina hoy es un país fuertemente dependiente en materia de energía, y de comprar cada vez más, la situación de dependencia es más o menos parecida sino peor que la que teníamos en el año 1970.
De forma tal que alguien podría decir que esta década supuestamente ganada nos ha llevado 40 años para atrás. Esto mirando analíticamente el balance energético, que es la forma de tirar todos los datos al mismo tiempo del funcionamiento del sector. Es como un balance de una compañía.
Los síntomas de esta situación penosa de haber perdido una década o 40 años como quieran decirlo, pero no haber ganado. Primero tenemos una factura de importación energética que está en el orden de los 13 mil millones de dólares por año en fuerte crecimiento. Argentina no produce suficientes dólares como para sostener un incremento de estas características, además subsidios energéticos de tipo presupuestario que están en el orden de los 80 mil millones de pesos en fuerte expansión, es decir que este año son 80 mil y el que viene serán 130 mil millones. Pero esta plata no la tiene el tesoro nacional. Cuando ocurre esto lo que hacen es emitir y allí se genera inflación. Luego le siguen problemas macroeconómicos que estamos padeciendo como país.
Cada vez tenemos menos dólares. Cada vez tenemos que asignar más productos de la soja para pagar esta factura. Cada vez tenemos más déficit, cada vez los cortes energéticos son más traumáticos. El área metropolitana de Buenos Aires y Gran Buenos Aires, tuvo ante una ola de calor, una situación penosa que no se dio en otros países de la región. Uruguay sufrió la misma ola de calor que Buenos Aires y estamos a 200 kilómetros. El sistema fue incapaz de abastecer la demanda pero  no pudieron restablecer un sistema que se había caído”

El gobierno nacional culpó a Edenor y Edesur ¿Ellos son los únicos culpables de esta falta demanda energética o fue producto de una desinversión? 

“Por una desinversión, fue culpa de Edenor y Edesur. Y que estos sean los culpables es sin dudas por una mala política del gobierno, que congeló irresponsablemente las tarifas con lo cual le generó a las empresas una situación de quebranto, para realizar esas inversiones. Como la responsabilidad del gobierno es indelegable, porque es el poder concedente, el responsable más jerárquico es el Ministerio de Infraestructura.
Hay una cadena de responsabilidades: esta empieza y termina en el ministro. Y decir eso significa que comienza en la Presidente de la Nación. Y leyendo el discurso de la señora Presidente del día 1 de mayo se llega a la conclusión que avala todo lo realizado por el ministro”

¿Es una cuestión ideológica o de incompetencia?     

De incompetencia e ideológica.  De tozudez… pero hay incompetencia.

¿Hay hechos vinculados a la corrupción en todo esto? 

“Existe la incompetencia. Hay ratificación del error, soberbia y una creencia naif que lo que dicen… el discurso del ministro De Vido que realizó el 2 o 3 de enero, no resiste un análisis académico es el mismo que hizo la presidente dos meses después.
Los argumentos son los mismos: nadie hizo nunca más que nosotros en mezclar realizaciones en la Patagonia con un lugar suburbano y en definitiva ratificar humo. No dijo ayúdenme a resolver este problema grande que nos complica”.

¿En el último verano Mar del Plata superó tres veces el record de distribución que coincidió con las altas temperaturas, sin embargo no hemos tenido grandes problemas de corte, si bien los ha habido en la periferia. Es una cuestión tarifaria como EDENOR, EDESUR y EDELAP, o responde a otros sistemas de instalación?

Un sistema que funciona bien, todos los años supera su propios record porque este es un sector  de demanda creciente, porque crece la actividad económica y crece la población.

El sentido del progreso es consumir más. Es demandante siempre porque crece la población y crecimiento económico, y más en función de la temperatura de un día. Diciembre de 2013 fue un mes récord, creció más del 10 % con respecto al 2012,   pero el promedio la demanda es del 4 % del 2012 al 2013, el sistema tiene que abastecer toda la demanda que demanda el usuario, y no hay stocks,  de modo tal que el sistema debe planificar su demanda máxima aunque sea una hora en el año. Un día de muchísimo calor  y o muchísimo frío, o el día que Argentina clasifica campeón del mundo ante Brasil, y que así sea Gracias a Dios, se corta el luz porque todo el mundo prendió todos los televisores es estúpido, por lo tanto decir que el sistema se cortó porque todo el mundo prendido el acondicionador tiene la misma clasificación. Por qué esto ha pasado en Capital Federal y Provincia de Buenos Aires  y no en Jujuy, Mendoza y Montevideo. Porque las economías energéticas de los sistema de distribución, que no dependen de la Nación están mejor, que las que dependen de la Nación.  Este congelamiento brutal de tarifas de ha dado con mayor intensidad  en jurisdicción nacional, EDENOR, EDESUR y EDELAP, todas las otras provincias, de una u otra forma tienen una mejor economía empresaria, energética y tarifaria”

¿Cuál es la situación de CAMESSA y cómo impacta en la vida diaria de todos los argentinos, aunque muchos no saben de qué se trata?

CAMESSA es una empresa sin fines de lucro, que no produce ganancias. Es una mezcla, entra dinero de los consumidores y paga la generación de los generadores. Como los consumidores pagan tarifas que no retribuyen los costos y los generadores demandan costos, la diferencia la pone el gobierno y eso es el subsidio energético. El mayor rubro del servicio energético es CAMESSA y el segundo ENARSA. Dos compañías sin capitales y sin ganancias. ¿Por qué ENARSA es la fuente de los subsidios? Es la que compra el gas importado  a Bolivia, como gas natural licuado lo paga a 17 dólares el millón de BTU  y lo vende a todos nosotros a 3 dólares el millón de BTU, entonces tiene un agujero presupuestario extraordinario, que es cubierto por gobierno. El gobierno lo cubre recurriendo al impuesto inflacionario, porque el gobierno no tiene ese dinero, tiene la maquinita  de imprimir billetes.

Los dos grandes componentes de los subsidios con CAMESSA y EMARSA. ENARSA a través de tres o cuatro rubros, hace inversiones que no pueden hacer los privados porque no tiene precios, y las inversiones se las paga el Estado. Compra gas caro, lo vende barato y la diferencia se la da el Estado a través de subsidios.

El de CAMESSA es un caso parecido. Como ENARSA es una empresa estatal, muy pequeña, muy poco capacitada y hace operaciones multimillonarias sin conocer, en el medio, se le mete la ineficiencia, la corruptela y la corrupción, todo esto forma parte de la lectura de los diarios de  casi todos los días. Es decir la corrupción, la corruptela y las empresas amigas, sobreprecios,  licitaciones poco tranparentes, se meten en este sistema de subsidios que forman parte de un sistema generalizado de corrupción.

4 Comentarios

  1. Excelente nota a una de las personas que màs conoce sobre polìtica energètica en nuestro paìs. Recordemos que el Dr. Alfonsìn logrò que la Argentina sea autosustentable en materia de energìa. No dependìamos de nadie para encender la luz o el gas.

  2. Gracias Guillermo por el comentario.

  3. Excelente nota donde precisa claramente la situación actual del país y los horrores comentidos.

  4. Gracias Enrique por comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*