Arte y Cultura, Música

Con la música en las venas

Se podría decir que hace música porque no podría hacer otra cosa. Algo de eso es verdad, la familia Fattoruso es una de las más legendarias en la música uruguaya. Sin embargo, siempre ha sido una importante influencia para los argentinos: su nombre es sinónimo de tradiciones y de modernidad. Pero sobre todas las cosas, de talento. Este viernes, desde las 22, brindará un concierto en La bodega del Auditórium (Boulevard Marítimo 2280).

Si bien en los últimos años volvió a formar junto Hugo y Francisco Fattoruso (hijo de Hugo) su trío, en esta ocasión llegará a la ciudad acompañado por los músicos marplatenses Jorge Armani en guitarra, Félix Barones en piano y Nicolás Passetti en contrabajo. Su presencia se dará en el marco del ciclo de jazz que organiza el Auditórium desde hace unos meses.

Osvaldo nació en 1948 en Montevideo, en una familia donde la música era lo principal. En 1964 formó junto a Hugo la legendaria banda Los shakers, quienes hacían un sonido beatle característico de la época. Mezcla de rock y candombe, pero con una esencia internacionalista. Con éxitos como Rompan todo, Los shakers llamaron la atención desde un país que parecía tener una tradición más folklórica.

Sin embargo Fattoruso nunca fue un artista estático. En constante movimiento, siempre estuvo atento a los sonidos del mundo. Por eso recaló en los estados unidos, donde estudió y se perfeccionó: tal vez de ahí viene su pronta vinculación con el jazz moderno, y siempre vinculándolo con el candombe y el rock. Sin sobreactuaciones, un artista completo y complejo.

El músico uruguayo ha grabado con grandes artistas. Desde Leo Masliah y Jaime Ross, hasta Airto Moreira y Manolo Badrena. Propios y extraños lo contaron entre sus filas. Y para los argentinos ha sido una referencia absoluta: Fito Páez, Litto Nebbia, Luis Alberto Spinetta, Alejandro Lerner, León Gieco, entre otros lo han convocado.

Pero en las últimas décadas se ha perfilado más para el lado del jazz, participando en festivales internacionales de diversas ciudades como Montreux (Suiza), San Sebastián (España), Varadero (Cuba), Nice, Copenhagen, y en los cuatro festivales de jazz de Punta del Este en El tambo.

Los comentarios están cerrados.