Política

Buscan ampliar inmunidad para intendentes K; la ayuda de Pulti

Para Gustavo Pulti fue “día de la militancia y de celebración por los triunfos electorales de hace un año”, así encaró la defensa el intendente marplatense de su colega y vecino Horacio Tellechea (un hombre del palo de Amado Boudou) quien puede ser destituido por el HCD de Necochea, a través de una comisión investigadora que se abrió por compras de aparatología para el Hospital Emilio Ferreyra.

Por otra parte, Pulti indicó que “no sería la primera vez que por cuestiones administrativas trate de alterarse la democracia y reemplazar la voluntad popular”. A su vez, instó al pueblo a reflexionar: “¿ Puede haber progreso y descanso para los trabajadores con intendentes nombrados a última hora en vez de respetar la voluntad del pueblo?. Los que no votaron a Tellechea, ¿van a tener una ciudad más tranquila con el camino corto del autoritarismo? ¿Cuál es la Argentina más tranquila: la del consenso o la de los codazos?,  exijo que se respete la voluntad de los necochenses”.

Ahora se conoce que se impulsa quitarle a los Concejos Deliberantes la facultad de destituir a jefes comunales. Lo anunció Mariotto en Necochea, donde fue a respaldar al intendente local, que es investigado por irregularidades.

Gabriel Mariotto viajó a Necochea para defender a Horacio Tellechea, uno de sus intendentes de confianza que es investigado por irregularidades en la compra de aparatología para un hospital con fondos de Nación. Pero el vicegobernador no fue sólo para la foto y el discurso de ocasión. Preocupado por la delicada situación de Tellechea, llegó con un as bajo la manga: flanqueado por senadores provinciales kirchneristas que lo acompañaron, anunció que el Frente para la Victoria envió un proyecto a la Legislatura bonaerense que prevé que los Concejos Deliberantes de los municipios no decidirán más las destituciones de los jefes comunales y que será la Suprema Corte de Justicia de la Provincia la encargada de dirimir.

La presencia de Mariotto en Necochea no fue casual. Asesorado por el radical Roberto Porcaro, un operador kirchnerista en la 5ª sección con buena llegada a Cristina, Tellechea es hombre de confianza del vicegobernador y también de Amado Boudou. Tal es así que, durante la campaña de 2011, ambos participaron de varios actos junto al ahora intendente. Y fue Necochea el primer destino elegido por Boudou para visitar como vicepresidente.

Tellecha está complicado. El 11 de octubre, a partir de una denuncia realizada desde la oposición por irregularidades en la compra de aparatos para el hospital Emilio Ferreyra, el Concejo Deliberante aprobó la creación de una comisión investigadora. “Vamos a juzgar si puso o no en riesgo el patrimonio de Necochea. En abril y con un subsidio aportado por el ministerio de Salud, el municipio pagó 482.430 pesos por anticipado por un Arco en C de Rayos X, que fue entregado recién después de que se votara la conformación de la comisión. Y, además, no pidió ningún tipo de garantía”, detalló a Clarín el concejal radical Alberto Esnaola. Tras los 30 días que la comisión tiene para profundizar la investigación, Tellechea contará con diez días para hacer su descargo. Y luego el Concejo Deliberante deberá definir los pasos seguir. Aunque, como la oposición tiene mayoría, son muchas las voces que ya hablan de una inminente destitución.

A pesar de que hoy intentó mostrarse positivo y realzar la figura del intendente (“A Tellechea lo conocemos todos, lo conoce todo Necochea, sabe de su honestidad intelectual, de su hombría de bien, de su trabajo, constancia y dedicación“), Mariotto sabe que la posibilidad de destitución es concreta. Por eso, mientras apunta a “la mezquindad de la oposición” y minimiza las irregularidades denunciadas, busca evitar que la historia se repita en otros municipios donde hay intendentes bajo sospecha. Así, en la misma rueda de prensa en la que defendió a Tellechea, aprovechó para anticipar que envió a la Legislatura bonaerense un proyecto para modificar la Ley Orgánica de los Municipios de manera tal que los jefes comunales no puedan ser destituidos por los Concejos Deliberantes sino que sea la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires la que tenga la última palabra.
Mariotto explicó que se busca fijar “un procedimiento administrativo racional y profundo. A la hora de destituir intendentes, no se puede tener una letra liviana y está perfecto que nuestra Suprema Corte intervenga”.

Mientras, en diálogo con AgePeBA, la senadora provincial Cristina Fioramonti, esposa del ultrakirchnerista Carlos Kunkel, advirtió que el proyecto “recién fue presentado ayer en la Legislatura”, aunque confió en que “va a estar aprobado antes de fin de año“.

Y Luciano Martini, otro de los senadores que integró la comitiva K que fue a apuntalar a Tellechea, agregó: “Proponemos que un procedimiento tan sensible como este, sea debidamente reglamentado y que a los efectos no pueda poner en aprietos a los intendentes y, sobre todo, a una gestión que recién se inicia como sucede en Necochea”.

“El proyecto está abierto a modificaciones”, repitieron una y otra vez los legisladores en el afán por lograr consenso. En la Cámara Alta comenzaría a ser tratado el próximo 29 de noviembre. Pero la polémica está abierta.

Los comentarios están cerrados.