Política

Boudou y un acuerdo de 100.000 Euros con su ex esposa

La sobre exposición pública en casos judiciales, que arrastra el vicepresidente de la Nación Amado Boudou, deriva en la inconveniencia de mantener frentes abiertos en ese aspecto, que se ventilan diariamente por la prensa, deterioran y agigantan su imagen negativa (es el peor en ese rubro de los funcionarios que acompañan a CFK) y uno de los principales responsables de la caída en las encuestas de CFK.

En ese sentido trascendió en fuentes tribunalicias, a pesar de la feria judicial, se conoció que el vicepresidente de la Nación, Amado Boudou optó por declarar por escrito en la causa que por rendición de cuentas le sigue su ex mujer Daniela Andriuolo y que se tramita por ante el juzgado en lo Civil y Comercial  nº 11 del departamento judicial Mar del Plata.

Ocurre que en razón de su cargo oficial, Boudou tiene el privilegio de elegir el modo de prestar su declaración y poder hacerlo por escrito, en lugar de tener que presentarse personalmente a cumplir la citación judicial. Este camino es el que optó por llevar a cabo el vicepresidente eludiendo así su visita a Tribunales.

La causa que le sigue su ex cónyuge se encuentra en etapa probatoria y la declaración (absolución de posiciones) del demandado es crucial a los efectos de determinar la cantidad y el destino de los bienes que integraron la sociedad conyugal. Mientras duró su matrimonio Boudou, que había afirmado no tener bienes comunes con Andriuolo, se rectificó en su última declaración jurada y reconoció la existencia de un automóvil Honda, modelo 92 que fue adquirido durante la  vigencia de su matrimonio, en abierta contradicción con lo afirmado en el expediente judicial, de ahí la importancia de su presentación judicial.

En los tribunales marplatenses, circuló la versión de un supuesto arreglo del ex matrimonio Boudou-Andriuolo, previo pago de una importante suma por el vicepresidente de la Nación y que incluiría el silencio de Andriuolo, en relación a la presencia de Vanderbrole -imputado de ser testaferro de Boudou en la causa Ciccone- en la fiesta de casamiento. También su no presencia en el juicio y la no realización de declaraciones públicas. La cifra pagada superaría los 100.000 euros y habría sido abonado en Roma, donde reside Andrioulo y el hermano de Boudou.

Consultado por mdphoy.com , el abogado de Andriuolo,doctor Eduardo Andriotti Romanín, negó cualquier acuerdo y afirmó que el juicio sigue su marcha normal.

Los comentarios están cerrados.