Política

Boudou gana terreno y arma su espacio

En forma exclusiva mdphoy.com , salió de la matriz de la información oficial de los medios locales, en los cuales se informó sobre beneficios al sector pesquero de la ciudad, que se encuentra paralizado a raíz del retraso cambiario, con costos internos que no pueden asumir, trabajo en negro y cooperativas truchas, que han sido silenciadas a través de subsidios estatales.

En medio de la euforia post electoral, una frase de Cristina Kirchner pasó casi desapercibida. Sin embargo, en el Ministerio de Economía tomaron nota y la resaltaron con entusiasmo.

 Es que esas palabras son una muestra de la relación que forjó Amado Boudou con la Presidenta, pero también marcan el rol que ya están diseñando para el economista, y que desempeñará desde la vicepresidencia.

En uno de sus discursos, Cristina utilizó una metáfora culinaria para referirse a su candidato a vice. “Es mi ayudante de cocina”, deslizó entre risas.
Más allá de la humorada, las palabras presidenciales fueron festejadas en el equipo del ministro. Y traducidas por varios funcionarios K cercanos a la Presidenta. “Cristina y Amado lograron un nivel de entendimiento increíble. A esta altura juegan de memoria”, le contó a este diario un funcionario del ala pingüina que en épocas de internas palaciegas lo tuvo a Boudou entre sus aliados.

Esa cercanía a CFK no sólo se tradujo con la designación como su compañero de fórmula, sino que el aluvión de votos de las primarias hizo que el titular del Palacio de Hacienda también gane espacios en la mesa chica del kirchnerismo.

En el último tramo de la campaña, Boudou alternó los números duros de la economía para calzarse el overol y ocuparse de los recorridos territoriales de la campaña.
Esa politización de su perfil se irá radicalizando, a tal punto que su rol de vicepresidente, si es que la fórmula del Frente para la Victoria se impone como ocurrió el 14, será puramente político.

En la Casa Rosada aseguran que CFK quiere una figura de vice revalorizada, y con peso específico en el Congreso. Así busca alejarse de la experiencia que tuvo con Julio Cobos, pero también diseñan una gestión activa que tendrá un correlato importante en el juego político que se da en el parlamento.

Por eso Boudou ya tiene charlas y estudia cada recoveco del entramado parlamentario, en espacial del bloque K y su futura composición.

La nueva función también atravesará los muros del Congreso. Cristina se mostrará a futuro cada vez más con Boudou, y ello tendrá que ver también con la interna que se abrirá en el PJ. En el kirchnerismo creen que si bien en principio correrá por carriles subterráneos, la pelea partidaria se desatará en el primer semestre de 2012 y antes de la renovación de autoridades del peronismo.

El ministro podrá ser, admiten distintos sectores K, uno de los candidatos en la discusión partidaria, que tendrá como actores a gobernadores como Daniel Scioli, Jorge Capitanich, Juan Manuel Urtubey y José Manuel de la Sota como elector.

Para ello Boudou necesita hacer pié con un armado nacional y tejió buenos vínculos con los distintos sectores de ‘La Cámpora’, con quienes también cumple la cuota de renovación generacional que pide CFK. Pero también se recuesta en sus colaboradores políticos, que juegan por otros carriles a sus funcionarios y asesores económicos. Son el vicejefe de Gabinete del ministerio, Miguel Cubero (esposo de Cristina Álvarez Rodríguez) y Juan Zabaleta, dos dirigentes que ocuparon cargos bonaerenses y nacionales y conocen al peronismo. Ambos acompañan a Boudou en la caravana por los distritos en los que los K necesitan reforzar la estrategia con vistas a octubre.

Fuente: Cronista/ mdphoy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*