Ciudad, Información General

Boleto: transfieren ajuste sin subsidios a provincia y municipios

El boleto en Capital Federal estaría entre los $ 4 y los $ 5. Cuál será el impacto en Mar del Plata ante estas nuevas reglas de juego que harán tensar la relación entre el gobierno de Gustavo Pulti y la AMETAP. Cómo se recordará el valor actual es de $ 2,52 y estudian un aumento para taxis y remises, que comenzará a regir antes del inicio de la temporada alta.

En medio de los cálculos que indican que la tarifa de subte sin subsidios debería ubicarse en 2013 en torno de los $5; el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo confirmó que, sin las compensaciones económicas actuales, los boletos de los colectivos metropolitanos tendrían que valer entre $ 4,23 y $ 5,09.

La magnitud que alcanzaron los subsidios a los colectivos urbanos de todo el país y que implican para el Estado un gasto promedio de casi $ 1,9 millones por hora quedó nuevamente sobre el tapete con la resolución 422 de la cartera de Randazzo que apareció publicada ayer en el Boletín Oficial.

Por medio de esta norma, la administración kirchnerista estableció nuevas reglas de juego para los subsidios a los colectivos que se habían anunciado hace dos meses y que apuntan a transferir el costo político de los próximos ajustes tarifarios a los gobiernos provinciales y municipales.

Según los nuevos costos operativos que reconoció el Gobierno para el autotransporte de pasajeros, sin los subsidios vigentes, el boleto medio de las líneas que operan en Capital Federal debería trepar $ 4,23 en lugar de los actuales $ 1,20 que abonan los que usan la tarjeta SUBE y los $ 2 que pagan los usuarios que utilizan monedas.

En el caso de los colectivos que ingresan del Conurbano a la Capital, la tarifa promedio sin subsidios que debería cobrarse –según los números oficiales– llega a $ 5,09, casi el mismo valor que se baraja para el Subte en el caso de pierda las compensaciones económicas que está recibiendo Metrovías.

Si bien figuran en los anexos, las tarifas referenciales que consigna la resolución 422 tienen una marcada importancia para el nuevo esquema de subsidios máximos ha puesto en marcha el Gobierno.

Desde ahora quedan congelados los montos mensuales de subsidios que reciben las empresas de colectivos. En el caso de la región metropolitana, los subsidios destinados a las líneas urbanas tendrán un tope de $ 965,2 millones mensuales. En tanto, los desembolsos para las compañías de ómnibus que operan en el interior no podrán exceder los $ 397,1 millones por mes. De esta manera, elmonto máximo que el Gobierno prevé destinar para los subsidios tarifarios y las compensaciones salariales de los colectivos de todo el país será de 1.362,3 millones de pesos.

Con esta medida, las autoridades nacionales no sólo buscan ponerle un freno a los subsidios que jaquean cada vez más las cuentas fiscales. También buscan trasladarle a los gobernadores e intendentes la responsabilidad de atender las próximas subas de los costos operativos con aumentos de tarifas o con nuevos subsidios que deberán salir de sus propias cajas.

Cualquier aumento en los costos o mejoras salariales que registren las empresas de colectivos que no están bajo la jurisdicción de la Nación tendrán que ser atendidos por las provincias y municipios que tienen la potestad tarifaria y la regulación de los distintos servicios. Cada jurisdicción deberá resolver si autoriza el traslado de los mayores costos a los boletos o si asigna nuevas compensaciones que recaerán sobre sus presupuestos.

Lo que aún no está definido es qué actitud adoptará el gobierno nacional con las líneas de colectivos que están bajo su órbita y que prestan servicios en la Capital Federal y los partidos vecinos del Gran Buenos Aires. Hay solo dos opciones posibles: ajustar las tarifas cada vez que suban los salarios o combustibles u optar por establecer nuevos subsidios adicionales a los que quedan en pie solamente para las líneas específicas que operan con licencias de la Secretaría de Transporte.

Los comentarios están cerrados.