Ciudad, Información General

Bloqueo del puerto perjudica a CAMECO

La Cámara Marplatense de Empresas Comerciales y de Servicios reclamó que la Justicia y las autoridades locales resuelvan de inmediato el conflicto que enfrenta a trabajadores del SOIP con la cámara empresarial de la actividad industrial pesquera, dado que el bloqueo del acceso afecta a todos los comerciantes y prestadores de servicios que operan con el puerto.

Juan Antonio Gutiérrez, presidente de CAMECO, explicó que “es mentira que sólo se detenga a camiones con pescado: empresas asociadas a nuestra cámara han tenido que volverse sin entragar mobiliarios, o las de la construcción no han podido abastecerse en la actividad minera. Lo mismo pasa con asociados que poseen ferreterías navales, tornerías, talleres mecánicos e industriales, almacenes de servicios, entre otros. Esto está provocando importantes pérdidas para toda Mar del Plata”, explicó.

En el mismo sentido, Gutiérrez destacó que “no podemos ejercer libremente nuestra actividad comercial. Y cuando eso sucede, se esta afectando un derecho adquirido fundamental en la vida democrática. Es por eso que les pedimos a las autoridades correspondientes que medien en este conflicto y que se destrabe el bloqueo al puerto, ya que eso va más allá de un reclamo salarial de un sindicato o de la posibilidad de una cámara empresarial de acordar con los representantes gremiales”.

No obstante, el tirular de CAMECO aclaró que la entidad no asume una posición ni a favor ni en contra de ninguna de las partes en conflicto, pero explicó que “se tiene que terminar esta situación, en la cual un grupo de personas, con metodologías violentas, paralizan la actividad del principal sector económico que tiene Mar del Plata y que es el generador de riquezas más importante de la ciudad”.

Para recordar, el paro del SOIP tuvo jurnadas de cese de actividad durante las últimas semanas, pero hace tres días se intensificó el bloqueo cuando el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria y el sindicato decidió no acatar. El reclamo salarial involucra un pedido de aumento del 35% para el sector de fresco y plantas de harina.

Gutiérrez transmitió la preocupación de más de seiscientos comercios y empresas afiliadas a CAMECO, que en este momento ven acotados sus derechos de libre comercio en la ciudad, no pueden proveer ni abastecer en el intercambio fluido entre los que están dentro del puerto con quienes están afuera de él, y dijo que este escenario “genera malestar en el sector y profundiza la incertidumbre respecto de la actividad comercial en toda la ciudad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*