Ciencia y Salud, Ciudad

Bioingeniería en el estudio arterial; la UNMDP la aplica

Últimamente han tomado significativa repercusión casos de enfermedades en las arterias, que han desembocado en la muerte de personas de renombre, famosas y que ha cobrado total vigencia con el fallecimiento del ex presidente Néstor Kirchner.

Cómo se avanza rápidamente en un diagnóstico para abordar un tratamiento médico y cómo se previenen las enfermedades que afectan a las arterias.

“Lo va a atender un ingeniero, es necesario conocer la elasticidad y cómo están las paredes de sus arterias” indicó el médico clínico.

¿Me habrá dicho un ingeniero?, pensó el paciente.

Sí, un ingeniero que en la especialidad de la Bioingeniería, actuando de manera complementaria a la medicina, hace un aporte de mucha importancia para evaluar y prevenir las enfermedades de las arterias.

Un equipo interdisciplinario integrado por investigadores de la Facultad de Ingeniería y médicos y personal del Servicio Universitario de Salud de la Universidad Nacional de Mar del Plata desarrolla una actividad de extensión universitaria relativa al diagnostico y prevención temprana de enfermedades cardiovasculares, en forma totalmente gratuita. El director del mismo, Ing. Fernando M. Clara brindó precisiones en un reportaje exclusivo de mdphoy.com

¿En qué consiste el estudio que se realiza?

Evaluamos el estado del sistema arterial en base al análisis de la onda de pulso que se registra en la muñeca. Ese es el único punto del cuerpo donde una arteria llega hasta la superficie de la piel, y facilita su estudio.

El pulso que se toma en la zona de palpación se debe a las variaciones de presión que genera el bombeo del corazón. Registramos la forma de las variaciones de presión u onda de pulso en forma externa, simplemente apoyando un sensor en la muñeca.  Obtenemos un registro que indica como varia la presión en el tiempo. Cuando el corazón late la presión arterial sube rápidamente desde la mínima a la máxima, y luego desciende formando ondulaciones que dependen de la edad, cuya forma estudiamos.

En el eje horizontal se lee el tiempo y en el vertical la presión. Al latir el corazón la presión sube rápidamente desde la mínima a la máxima, y luego desciende efectuando ondulaciones. La forma de ese descenso depende de la elasticidad de las arterias cercanas y lejanas al corazón. Las ondulaciones o saltos que se observan son el resultado de reflexiones de la onda de presión que genera el bombeo cardiaco en distintas zonas del sistema arterial.

¿Cuál es el instrumental que se utiliza y cuál es su grado de precisión?

Dado el elevado costo de los equipos disponibles para realizar el estudio, diseñamos un equipo que cumple funciones similares, utilizando la tecnología disponible en nuestro medio. Consta de un sensor de onda de pulso que genera una señal eléctrica que es luego digitalizada e ingresada en una computadora PC. Esto permite ver el registro en la pantalla de la PC, procesarlo, medirlo y almacenarlo.  La inclusión de una PC como parte de un equipo brinda a este un enorme potencial de análisis y procesamiento. La técnica utilizada permite medir los tiempos de arribo de las ondas reflejadas con una precisión del orden de 3 milésimas de segundo, y medir sus amplitudes en forma relativa con una precisión del 0,4%.  Estos valores bastan para asegurar una buena repetibilidad en las mediciones que se efectúan durante el procesamiento del registro.

¿Cuál es la importancia clínica de los resultados?

La forma del registro de la onda de pulso cambia totalmente al avanzar la edad. Durante la etapa de investigación nosotros hemos efectuado cientos de registros en personas sanas de ambos sexos, y conocemos la forma que debe tener la onda de pulso para cada edad. Lo que hacemos ahora es aplicar esa técnica y esos conocimientos para decirle a cada persona como se halla en relación al promedio que corresponde a su edad. Si una persona aparentemente sana presenta un registro que corresponde a una edad más avanzada, significa que algo está sucediendo con sus arterias, y alertamos al médico de cabecera.

Hay enfermedades como la hipertensión, la dislipemia (colesterol elevado) y la diabetes que afectan a las arterias y alteran la onda de pulso que registramos. Cuando un médico nos envía un paciente que padece alguna de estas enfermedades, podemos decirle si el proceso es reciente o si se ha estado desarrollando durante años sin que el paciente lo haya advertido. Por ejemplo cuando el proceso es reciente, un hipertenso leve presenta una forma de onda de pulso bastante similar a la de una persona sana, y el médico lo trata con medicación suave y cambio de hábitos de vida.

¿Se debe padecer algún síntoma para efectuar el estudio?

Si apuntamos a la prevención, no deberíamos aguardar que aparezcan los síntomas para verificar nuestro estado de salud. Pero dado que nuestra actividad de extensión universitaria se efectúa al margen de nuestras obligaciones de docencia e investigación, no podemos realizarla en forma general para toda la población. Preferimos realizar nuestro estudio en pacientes derivados por sus médicos de cabecera, para asegurarnos de que en caso de detectarse alguna anormalidad haya una continuidad en el estudio y tratamiento de los mismos. Recomendamos efectuar el estudio a personas jóvenes sanas que tengan antecedentes familiares de cualquiera de las enfermedades mencionadas que afectan a las arterias.

¿Qué importancia tiene en la prevención, ya tomando en cuenta personas jóvenes?

El proceso de alteración de las paredes arteriales comienza en la juventud. Durante la década del 70 se descubrió mediante autopsias realizadas a jóvenes caídos en Vietnam que presentaban grandes placas de ateromas, atribuibles al estrés y la mala alimentación, y se alertó sobre el peligro potencial que representaba para la población joven aparentemente sana. En la actualidad los jóvenes continúan alimentándose mal, sufriendo estrés por otras causas y son aún más sedentarios que en aquella época, de modo que el peligro continua latente. La tarea de prevención en los jóvenes se dificulta por el hecho de que la enfermedad cardiovascular en desarrollo no presenta ningún síntoma, y es difícil convencerlos de que sintiéndose sanos deban acudir a un médico para efectuarse un estudio preventivo. Lo interesante del análisis de onda de pulso arterial que efectuamos es que permite detectar alteraciones vasculares generalizadas muchos años antes de que se produzcan los síntomas cardiovasculares tales como el aumento de la presión arterial o la oclusión de una arteria del corazón por un ateroma.

¿Donde se efectúan los estudios?

Los estudios se efectúan habitualmente en el Servicio Universitario de Salud, situado en Alvarado y Funes, donde atendemos a pacientes derivados por médicos locales y de localidades vecinas. Pero como uno de los requisitos de la Extensión Universitaria es salir fuera de nuestro ámbito, una vez por semana ofrecemos nuestro servicio a consultorios médicos privados, y otro día realizamos estudios sobre pacientes del Hospital Interzonal General. Específicamente trabajamos con médicos y residentes de la Unidad Coronaria del Hospital Regional.  Como actividad de investigación conjunta estamos evaluando un tipo especial de enfermos coronarios, y el año próximo posiblemente evaluemos pacientes con HIV. Esto es interesante porque como estos pacientes actualmente tienen una sobrevida normal, se está observando que están apareciendo problemas cardiovasculares. Este hallazgo es reciente y se está tratando de hallar la causa (posible efecto inflamatorio directo del virus VIH sobre la pared arterial).

¿En que otros lugares se efectúan estudios de onda de pulso?

En el Hospital Italiano de Buenos Aires, en Fundación Favaloro y en el Hospital Austral, donde funcionan centros privados de investigación en elasticidad arterial. En el interior del país no tenemos noticias de que se efectúen estudios similares, razón por la cual ofrecemos este tipo de estudios como un aporte de la Universidad hacia la comunidad de la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*