Ciudad

Barrios periféricos sin servicio de colectivos; hoy otro paro desde las 21.00

colectivos-606x350

Prolongan restricciones en el servicio de transporte público de pasajeros. La muerte de un joven motociclista, un intento de linchamiento del chofer de la 571 en el Barrio Belgrano, un colectivo incendiado, en un nuevo pico de violencia, son sólo nuevos episodios de una problemática diaria con varias zonas calientes.

Hay barrios a los que ya no se puede acceder ni a plena luz del día. Las Heras, Jorge Newbery, Hipódromo, Libertad,  sufren hechos delictivos y acción de vándalos. No siempre el objetivo es robar y asaltar, sino simplemente destruir.

Ya se han montado servicios policiales de excepción, que viajan sobre las unidades de transporte para proteger a los pasajeros. Decididamente hay gente que ha decidido vivir al margen de la ley, pero que además si los detienen la ley se aplica en su versión más benigna. Esto genera un efecto multiplicador del fenómeno.

La UTA lo decide, los trabajadores de Correo Argentino desisten de la distribución de correspondencia, son despojados hasta de su ropa de trabajo, choferes de taxis y remises, saben que llegar a esos lugares puede sólo significar un viaje de ida.

Un colectivero de la 525, afirmó que hay cuadras en las que debe circular a gran velocidad, y alertar a los pasajeros,  para que se agachen y no recibir piedrazos en el interior del propio colectivo.

Escolta policial, corredores seguros, vigilancia privada, todo es insuficiente.

Una reciente información da cuenta que Rosario está conmovida por un caso de justicia por mano propia. En Mar del Plata en el 2013 hubo tres casos de justicia por mano propia. Pero en nuestra ciudad hay un elenco de protección oficial, que evita que los hechos trasciendan a la opinión pública, y aún así existen dificultades para su difusión.

Los comentarios están cerrados.