Básquet, Ciudad, Deportes

Autocrítica

El Superdomo Orfeo contará con una presencia mayor de público, después de la victoria, mañana para seguir dando vida a está gran final del básquet argentino, en el cuarto juego de esta final entre Atenas y Peñarol.
 
El entrenador de Peñarol, en rueda de prensa reflexionó al decir que “fueron varios partidos en uno mismo. Un primer cuarto donde la ansiedad le jugó una mala pasada a los dos equipos, ya que estaban muy imprecisos y secos en ofensiva. Despues se soltaron en el segundo cuarto que fue de mucho goleo, no propio de lo que se esperaba para este partido, fijate que nosotros metimos 29 puntos, algo que no me imaginé nunca en un partido de estos” y agrego “Y luego el segundo tiempo hubo un pasaje bueno de Peñarol hasta que nos desordenamos y Atenas logró meternos en su juego, recuperar algunas bolas con sus presiones, meter bolas con sus tiradores, algo que no habían podido hacer en lo que va de la serie. Fue merito de ellos que nosotros nos equivocáramos tanto”.
 
Con la derrota consumada, Hernández, comentó “Nos queríamos poner 3-0 cuando todavía faltaban 10-15 minutos de partido, y eso nos mató aunque somos un equipo de experiencia y que hoy no supimos usar gran parte de ella para trasladarle la presión a ellos o transformársela en temor” y sumo más precisiones al decir que “No hay excusas en la desprolijidad en la que entramos. Acá el tema no es si se habló mucho o no, si los árbitro si o no. El tema es que nosotros no tenemos que entrar en eso. Y de alguna manera nos metimos, no tanto por la protesta sino pro el lado de que quisimos hacer cosas que por sabemos que nos hacen daño. Somos un equipo de juego colectivo, al margen de que a veces se cargan los puntos sobre determinados jugadores o tomamos tiros de riesgo, hoy lo forzamos.”
 
Desmenuzando el partido el entrenador confió “Teníamos el partido ideal, estábamos 2-0, un punto arriba y 10 minutos por jugar y de vida para Atenas. Aunque con el 3-0 no se sentenciaba la serie, algo iba significar. No supimos tener la frialdad que equipos con esta experiencia deben tener. Pero ya está son cosas que le pasan a todos y hoy nos pasó a nosotros. Es mérito de Atenas que nos llevó a eso y consiguió el resultado”
 
“Decir como será el próximo juego es adivinar. Es muy duro para nosotros hablar luego de una derrota. Te quedan en la cabeza los últimos 6/7 minutos en donde estuvimos desdibujados. Hay que enfriarse, ver las cosas malas que hicimos y porque llegamos a eso. Pero la realidad es que no hay dos partidos iguales en Playoffs y que este partido  pone un poco mas en perspectiva lógica de lo que fue la Liga, ya que fueron dos equipos con buenas Series Regulares y con contundencia. Pone a la Final de la Liga digna de un Peñarol-Atenas” senteció el ex entrenador de la selección argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*