Ciudad, Policiales

Aseguran que “la Hiena” Barrios “no podía hablar” de lo “ebrio” que estaba

Un hombre que dijo haber sido embestido por la camioneta que conducía el boxeador Rodrigo “La Hiena” Barrios, poco antes del choque a raíz del cual murió la joven embarazada Yamila González en Mar del Plata el verano de 2010, aseguró hoy que el acusado “no podía ni hablar” debido al “estado de ebriedad” que presentaba.

 

El testigo Jorge Servín contó -al declarar ante el Tribunal Oral Criminal 3 de Mar del Plata- que incluso le aconsejó al boxeador que se estacionara ya que había una comisaría a dos cuadras.

 

“No podía hablar, no podía decir palabra, balbuceaba”, aseguró Servin, quien recordó que además alcanzó a ver una botella negra con una etiqueta blanca, aparentemente de una bebida alcohólica, en la camioneta del ahora acusado.

 

El testigo recordó que le quitó la billetera al boxeador y encontró 100 dólares, que le dijo que se lo iba a quedar para arreglar el espejo de su auto, que se había roto por el impacto.

 

Servín manifestó que esta escena, luego supo, fue previa al choque protagonizado por Barrios con la camioneta BMW X5, a raíz del cual murió Yamila, embarazada de seis meses.

 

El testigo explicó que al conocer lo sucedido decidió presentarse a declarar para que la familia de la chica fallecida sepa cómo se hallaba el acusado instantes antes del episodio.

 

La segunda audiencia del juicio comenzó cerca de las 9 en el palacio de Justicia marplatense.
El pasado martes, al iniciarse el juicio, Barrios se negó a declarar, tras lo cual escuchó los testimonios de la madre y el novio de Yamila González, además de las dos mujeres que iban en el auto Fiat 147 embestido por el boxeador con su camioneta.

 

Sebastián Ceballos, novio de la chica, recordó el momento en que escuchó “una frenada, un estallido y un automóvil Fiat 147” que se le fue encima, tras lo cual vio detrás una camioneta negra, a cuyo conductor insultó cuando se retiraba del lugar.

 

Ceballos acusó directamente a Barrios de ser el responsable de ese choque cuando el Tribunal le preguntó si estaba en la sala y si era el que llegaba al juicio como acusado.

 

Al iniciarse el debate, el fiscal del juicio, Oscar Deniro, adhirió al pedido de la fiscal de instrucción María Teresa Martínez Ruiz en la doble imputación a Barrios de homicidio simple con dolo eventual, delito por el que podría recibir una pena de hasta 25 años de prisión; y homicidio culposo, que prevé un máximo de 5 años de cárcel.

 

Por su parte, las defensoras oficiales Carla Auad y Laura Solari adelantaron que pedirán la absolución de Barrios y, en caso de una condena, desestimar el dolo eventual, y que le apliquen una pena “cercana a la mínima legal” sobre homicidio culposo, con prisión en suspenso.

 

El hecho ocurrió cerca de las 16.15 del 24 de enero de 2010, en la esquina de avenida Independencia y Ayacucho, a 10 cuadras del centro marplatense.

 

Barrios conducía una camioneta BMW X5 y embistió la parte trasera de un Fiat 147, conducido por Guillermina Molina, y que estaba detenida en esa esquina por la alerta roja del semáforo.

 

A consecuencia del impacto, el Fiat 147 se deslizó y atropelló a cuatro peatones que se aprestaban a cruzar la avenida Independencia, entre ellos a Yamila, quien falleció horas más tarde en el hospital Interzonal General de Agudos Oscar Alende.

 

Tras el hecho Barrios escapó, chocó con una camioneta Ford F100, y luego de observar que no había heridos siguió su marcha.
Unas seis horas más tarde el boxeador se entregó a la policía y estuvo detenido 12 días en la Unidad Penal XV de Batán.

 

Fue liberado el 5 de febrero por un fallo la sala III de la Cámara de Apelaciones y Garantías de Mar del Plata, que consideró la ausencia de antecedentes penales del acusado y la posibilidad de excarcelación que otorga el Código Procesal Penal por el delito que se lo acusó en un principio, el de homicidio culposo.

Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*