Arte y Cultura, Cine

Apocalipsis pochoclero

Por Cristian Ariel Mangini

2012 (2009 / Estados Unidos, Canadá / 153 minutos)
Director: Roland Emmerich
Guión: Roland Emmerich, Harold Kloser
Reparto: John Cusack, Amanda Peet, Thandie Newton, Danny Glover, Woody Harrelson.
Sala y horarios: Cinema Los Gallegos (todos los días: 14:30, 17:45 y 21hs. Viernes, sábado y lunes también: 00:15) Cines del Paseo (todos los días: 15:30, 18:45, 20:20 y 22hs. Sábado, domingo y martes también: 12:15. Viernes, sábado y lunes también: 23:40) Cine Ambassador (todos los días: 13:10, 16:25, 19:40 y 22:55. Viernes, sábado y lunes también: 00:40)

2012.
2012.

El fin del mundo, hay tantas películas sobre el fin del mundo. Es uno de los temas más frecuentados en el cine y hay varias formas de realizar una puesta en escena de la catástrofe. El caso de Emmerich es el de un director que entiende que hay que destruirlo todo con toda la artillería posible de efectos visuales posible y luego, quizá, ver qué héroe estereotipado logra sobrevivir entre melodramas que no resistirían el guión y el lugar común de una novela vespertina. O sea que son películas donde las explosiones y la destrucción no falta, pero los personajes son prácticamente de cartón, y los actores que interpretan esos personajes se ven condenados a maquetas sin vida que tienen que hacer algo para sobrevivir en un contexto absurdo. A menudo, las campañas publicitarias con trailers y pósters resultan tan o más inventivos que la película en toda su longitud, sino vean el póster donde un monje observa como se está sumergiendo el Himalaya. Para quienes el apellido del director no les diga nada, sólo basta mencionar El día de la independencia (1994), Godzilla (1998) y El día después de mañana (2004) para que lo ubiquen y sí, ahora ya saben: pueden ser aliens, un enorme monstruo o el cambio climático, pero siempre hay un héroe que sobrevive y esperanza y orquestas sinfónicas que resuenan en primer plano. En este caso la excusa para destruir el mundo es la profecía maya que indica que el 21 de diciembre de 2012, con el fin del quinto mundo (y de su calendario), se produciría un cataclismo que cambiaría a la humanidad para siempre. Por supuesto, lo del “cataclismo” es más una obra de nuestro tiempo que de los mayas y aquí me voy a ir un poco por las ramas pero está bueno aclararlo: los mayas no hicieron ninguna “profecía”, sólo indicaron el fin del quinto mundo a partir de su complejo y admirable calendario. Pero bueno, la cuestión es que Hollywood vio que el tema podía vender, a Emmerich le gustan los efectos especiales, hay grandes actores como John Cusack, Amanda Peet, Thandie Newton o Danny Glover, y un imaginario colectivo preparado para fantasear con esto. Y bueno, quienes lean estas líneas saben a qué enfrentarse, si no se lo toman en serio y disfrutan los efectos la van a pasar bien, seguro. Quienes busquen personajes sólidos y una minima trama, mejor que busquen en otro lugar.

Igor (2008 / Estados Unidos, Francia / 85 minutos)
Director: Anthony Leondis
Guión: Chris McKenna, John Hoffman, Anthony Leondis y Dimitri Toscas
Sala y horarios: Cine Ambassador (Todos los días: 15:20,17:25 y 19:20 hs. Sábado, domingo y martes también: 13:25 hs.)

Igor.
Igor.

Animación digital con aires burtonianos desde una productora casi desconocida es lo que más llama la atención de este nuevo film animado que renueva nuestra cartelera. ¿Vieron esa especie de sujetos jorobados y deformes que son sometidos por un científico loco para ayudar en sus experimentos?, bueno, eso es un Igor, y en ese tipo de sujetos es que se basa este film sobre búsqueda de la identidad como crecimiento personal. El relato que da forma al film cuenta que este “Igor” protagonista vive en Malaria (como los otros Igor), la tierra de las invenciones que ponen en peligro al mundo. A este Igor no le gustan los otros Igor. Igor sueña con convertirse en un gran científico o de ganar el premio de la ciencia. Esta es la historia de otro mundo y de cómo Igor lo cambiará para siempre. Con una premisa no muy jugada pero atractiva visualmente (con un claro homenaje al cine serie B) y un director que conoce el campo de la animación, la película puede pasa por un entretenimiento ligero y una interesante propuesta para chicos.

Los comentarios están cerrados.