Arte y Cultura, Cine

Animales de costumbres

Por Mex Faliero

Carancho (Idem / 2010 / Argentina / 105 minutos)
Director: Pablo Trapero
Guión: Pablo Trapero, Alejandro Fadel, Martín Mauregui y Santiago Mitre Pablo
Intérpretes: Ricardo Darin, Martina Gusman, Carlos Weber, José Luis Arias, Fabio Ronzano
Sala y horarios: Cinema Los Gallegos (todos los días: 15:15, 17:30, 15.15, 17.30, 19.40, 22.00. Sábado y domingo también 13.00. Viernes y sábado trasnoche: 00.15)

Pablo Trapero, uno de los niños mimados de la camada denominada nuevo cine argentino, parece haber madurado finalmente con Carancho, película en la que confía por primera vez en su carrera el protagonismo a una estrella como Ricardo Darín. Decimos madurar, porque más allá de seguir explorando los límites de la realidad, explota aquí un costado más de género para contar una historia, como siempre, con alto contenido social y político: Darín interpreta a un abogado de una fundación que se encarga de representar a personas que sufrieron accidentes de tránsito. Es un “carancho”, un tipo que sobrevuela la escena y acapara la atención de los incautos accidentados. En ese mundo aparece la figura de una médica recién recibida (Martina Gusmán, esposa de Trapero), quien carece de la rudeza que tiene la calle. Más a esas horas donde tanto él, como ella, desempeñan sus tareas. Carancho es un film urbano y violento, que denuncia una situación de connivencia entre la Justicia, la Policía y los hospitales, a la vez que adquiere las características de un policial negro. Un film ambicioso y que parece definitivamente conectar al director con el gran público.

Pesadilla en la calle Elm (Nightmare on Elm Street / 2010 / EE.UU. / 98 minutos)
Director: Samuel Bayer
Guión: Wesley Stick y Eric Heisserer. Remake del film de Wes Craven, de 1984.
Intérpretes: Jackie Earle Haley, Kyle Gallner, Rooney Mara, Katie Cassidy, Thomas Dekker, Kellan Lutz
Sala y horarios: Ambassador (todos los días: 16.25, 18.45, 20.55, 23.05. Sábado yu domingo también: 14.15. Viernes y sábado trasnoche: 1.10)

Vuelve Freddy Krueger, pero ahora en forma de remake. Uno de los monstruos del cine de terror más populares de la década del 80, es también una de las criaturas más icónicas que ha dado el género en toda su historia. Proveniente de la mente de un geniecillo algo perverso como Wes Craven, Freddy tenía la poco feliz costumbre de meterse en los sueños, justo un territorio donde más indefenso está el ser humano. Con su camiseta a rayas, su sombrero de ala y sus garras metálicas, su figura simbolizó ciertas represiones de la sociedad norteamericana de la era Reagan. Digamos que luego la saga se alargó demasiado, hasta convertirse en una parodia de sí misma, incluso llegando al desborde kitsch en la autoconsciente Jason vs. Freddy. Ahora esta recuperación del personaje no sólo recrea la primera parte, sino que además intenta darle una psicología al personaje. Y esto forma parte de una moda del último cine de terror: tomar todo lo que se hizo antes, regurgitarlo y sólo dejar en pie la violencia, sin el contenido político. Al menos la presencia de Earle Haley como Krueger garantiza algo de susto.

Sólo un hombre (A single man / 2009 / EE.UU. / 99 minutos)
Director: Tom Ford
Guión: Tom Ford, sobre la novela de Christopher Isherwood
Intérpretes: Colin Firth, Julianne Moore, Nicholas Hoult, Matthew Goode
Sala y horarios: Paseo Diagonal (todos los días: 18.10, 22.50. Sábado trasnoche: 00.50)

George Falconer (Colin Firth), un profesor universitario británico de 52 años lucha para encontrarle sentido a su vida, tras la muerte de su compañero sentimental de muchos años. Ante esta situación, recibe consuelo de su amiga íntima y ex pareja Charley (Julianne Moore): pero George se ha moldeado un día, ha tomado una decisión, y ese día comienza a transcurrir. Básicamente el film es la relación que ellos entablan, y los resultados habrá que buscarlos por el lado de las actuaciones: ya que la forma tiene la esencia de ese cine que está bien, pero tan bien que a veces resulta impersonal, más si tenemos en cuenta que Tom Ford viene del diseño. Firth es un estupendo actor y estuvo nominado al Oscar por este personaje, y Moore cuando quiere, también es una estupenda actriz. Hay quienes recomiendan el film por la sensibilidad con la que retrata un amor homosexual y por cómo, además, pone en relieve la sexualidad en medio de la paranoia de la casa de brujas en los Estados Unidos. Un film para tener en cuenta.

Sangre y amor en París (From Paris with love / 2010 / Francia, Estados Unidos / 92 minutos)
Director: Pierre Morel
Guión: Adi Hasak
Intérpretes: John Travolta, Jonathan Rhys Meyers, Kasia Smutniak, Amber Rose Revah, Richard Durden, Kasia Smutniak, Melissa Marte
Sala y horarios: Paseo Diagonal (todos los días: 16.30, 18.30, 20.30, 22.30. Sábado y domingo también: 14.30. Sábado trasnoche: 00.35)

El terrorismo ha desplazado a los narcotraficantes del centro de la escena en el cine de acción. Es el caso de este film, que tiene como protagonistas a un agente de inteligencia de poca importancia que trabaja como asesor en la oficina del embajador estadounidense en Francia (Jonathan Rhys Meyers) y a un importante agente secreto de los Estados Unidos (John Travolta). Juntos, deberán desbaratar un supuesto atentado. Suficiente como para que empiecen a estallar las cosas por los aires. Salvo por la trilogía de Bourne, el cine de acción internacional está en baja. Dicen que Sangre y amor en París no logra levantar la puntería, ni siquiera estando Morel tras las cámaras, que sin ser un genio al menos había logrado interesar al público con su anterior Búsqueda implacable. Travolta, aún sobreactuado, puede divertir.

Dos en uno (La personne aux deux personnes / 2008 / Francia / 87 minutos)
Director: Nicolas Charlet y Bruno Lavaine
Guión: Nicolas Charlet y Bruno Lavaine
Intérpretes: Daniel Auteuil, Alain Chabat, Marina Foïs, François Damiens, Denis Maréchal, Fred Tousch
Sala y horarios: Paseo Diagonal (todos los días: 15.30, 17.25, 19.40, 21.50. Sábado trasnoche: 23.45)

Dos hombres que no se conocen, interpretados por Alain Chabat y Daniel Auteuil, se ven involucrados en un accidente automovilístico. Por esas cosas de las comedias con elemento fantástico, el espíritu de uno terminará en el cuerpo del otro. Lo curioso aquí es que el interior pertenece a una ex estrella de la música que estaba por sacar un disco y el exterior a un verdadero zopenco. Este tipo de comedias ya las hemos visto de a montones, pero incluso las cosas pueden ser mucho peores si nos dejamos guiar por las últimas comedias francesas que nos han llegado. Uno podría decir que Auteuil y Chabat son dos estupendos actores y defenderla desde ahí, pero también recuerda haber visto a Auteuil apareciendo en cosas que dieron mucha vergüenza y se le terminan las ganas de seguir hablando de esta comedia, cuyo título tal vez remede malintencionadamente a un shampoo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*