Ciudad

Alertan que este verano 40 drogas coparán boliches

alertan-que-este-verano-40-drogas-coparan-boliches

Algunos nombres de sustancias ilegales son ya conocidos por los organismos oficiales que luchan contra el narcotráfico, otros recién están en la etapa inicial de introducción al mercado, y un grupo restante proviene de “nuevas mezclas”. Se trata de unos 40 tipos de sustancias ilegales que los expertos anuncian que estarán a la venta este verano en los boliches, tratando de seducir básicamente a jóvenes que no son adictos fijos a determinadas drogas (mayormente marihuana y cocaína), sino que buscan experiencias tan intensas como nuevas para lograr mayor diversión o estirar lo más posible las jornadas de vacaciones.
Los especialistas en adicciones saben que en la temporada veraniega las organizaciones de narcotraficantes intensifican la producción de sustancias ilegales por fuera del mercado clásico, y distribuyen otras drogas para atraer a clientes que sientan temor de probar cocaína o quieran algo más fuerte que un porro.
Dentro de esta lista de alrededor de 40 drogas, los expertos consultados por Diario Popular mencionaron como novedad preocupante la aparición de Nexus y Spice, porque son sustancias que ya tienen una probada eficacia en los boliches europeos durante la etapa de vacaciones de los últimos años. “Sabemos que estas dos sustancias seguramente formarán parte de la oferta del verano. Pero estamos alertas”, dijo un jefe policial bonaerense.

Nivel de peligrosidad

Pero también aparecen las anfetaminas, los hongos alucinógenos, la ketamina, el cristal, el popper, la marihuana potenciada, las denominadas “setas mágicas”, la heroína y muchísimas más, que incluso se desconocen sus “recetas” y por lo tanto el nivel de peligrosidad.
Por ejemplo, se detectan pastillas con base de fertilizantes, agroquímicos, productos farmaceúticos de diversa índole y otras fórmulas que son importadas desde lugares tan disímiles como Holanda, Rusia, India o Japón, entre otros, que vienen con nombres “divertidos” como Dragonfly o Cocodrilo, o sofisticados como JWH-018 o BZP, pero son realmente letales.
“Los narcos saben que llegan a la costa o a los boliches en verano decenas de miles de novatos en esta cuestión del consumo de drogas como divertimento. Son, en general, chicos de cortísima edad que buscan algo nuevo, fuerte o intenso. Que tal vez escucharon un nombre por ahí, porque alguien se los comentó, entonces buscan a los vendedores hasta que encuentran alguno que sabe de esto y les vende lo que tiene. Se trata de sacarles el dinero. No importa mucho la salud del joven. En definitiva, ingieren sustancias que no conocen“, dijo Claudio Izaguirre, titular de la Asociación Antidrogas de la República Argentina (AARA).

Sustancias “emergentes”

De acuerdo a las estadísticas de consumo, aquellos que adquieren estas sustancias “emergentes” son minoría, pero el número crece en la etapa del año que coincide con las vacaciones escolares o laborales. En consonancia, en el último informe de la ONU sobre drogas en el mundo se afirmó que “el sistema de fiscalización internacional de drogas está fallando por primera vez ante la rapidez y creatividad del fenómeno de las nuevas sustancias psicoactivas”.
“Hay pibes que no se animan a tomar cocaína porque le tienen miedo. Saben algunas cosas de esa sustancia y los asusta. Entonces terminan comprando otra cosa, mucho más peligrosa“, dijo un médico de San Bernardo, ya preparado para guardias interminables que comienzan a la madrugada y terminan al mediodía con “casos urgentes de descomposturas o directamente sobredosis”.
Según dijo Izaguirre, “el dealer puede vender marihuana mezclada con anfetaminas u orégano, o también ácido lisérgico por éxtasis, porque la realidad es que todo depende del cliente, de lo que estén buscando experimentar”, agregando que “hay que sumar las nuevas sustancias que surgen de pruebas de laboratorio, práctica habitual en cada etapa veraniega”.
“Los chicos se toman vacaciones de la escuela o el trabajo, pero también de esa forma de vida. Van en busca de algo nuevo. El objetivo es dejar colgada esa realidad en sus casas y hacer todo lo que se pueda en el tiempo que se extienda ese recreo. En eso pueden poner en riesgo sus vidas. Se calcula que la oferta de drogas alcanza las cuatro decenas. El objetivo es, siempre, seducir para vender. Entonces se enmascara el producto, en ocasiones con nombres livianos”, dijo el titular de la AARA.

Fuente: Popular

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*