Ciudad

“Acá están acostumbrados a no pagar y los servicios hay que pagarlos”

El concesionario de la nueva terminal de ómnibus, Néstor Otero, salió al cruce hoy de las empresas de transporte que se niegan a pagar el canon que se cobra en el predio para utilizar las dársenas: “acá están acostumbrados a no pagar y los servicios hay que pagarlos”, dijo.

Desde la inauguración de la estación más que soluciones, lo que se han producido son inconvenientes. Al escándalo con los micros que dejan los pasajeros en la calle, a varios metros de la terminal, se suman las quejas de los vecinos acerca de los ruidos molestos y además la de los propios usuarios sobre su incomodidad y la falta de servicios.

No obstante, Otero continúa firme en su postura y defiende el manejo del predio: “esta no es una terminal provincial sino una terminal nacional. Acá están acostumbrados a no pagar y los servicios hay que pagarlos”, dijo en declaraciones a Radio Brisas.

Sobre las quejas de los transportistas, el empresario aseguró que en las dársenas hay “espacio suficiente” como para que operen los micros y remarcó que los colectivos “estacionan afuera por una imposibilidad económica, porque el estacionamiento para estar en espera lo tienen que pagar”.

En ese sentido, Otero fue crítico y consideró que este proyecto “está hecho para una ciudad en evolución y no para quienes involucionan”. De esa forma también contestó a los vecinos que cuestionan los ruidos molestos que genera la torre de control y los inconvenientes en el tránsito.

Se recuerda que un grupo de vecinos presentó días atrás 14 puntos cuestionando la actividad de la nueva estación de ómnibus. Al respecto, el concesionario aseguró no sin polémica que de estos ítems “hay cuatro de solución inmediata y otros que no me atañen”.

Mientras tanto, los vecinos anunciaron que en las próximas horas tendrá una reunión con representantes de la Defensoría del Pueblo y responsables de la obra, con el objetivo de avanzar en la planificación de su funcionamiento: “esperamos que nos acompañen los funcionarios que pueden dar respuesta a los reclamos”, dijo Cristian Azcona, defensor del pueblo adjunto.

Los comentarios están cerrados.