Ciencia y Salud, Ciudad, Información General, Videos

El proyecto “Nave Tierra” llegó a Mar del Plata

Vista de la earthship.

Desde el sitio web navetierramdq.com.ar persigue la  construcción de una casa totalmente “autónoma” utilizando materiales, en gran parte, considerados habitualmente como basura: neumáticos de auto, latas de aluminio de bebidas, botellas de vidrio y plástico, más otros provenientes de la misma naturaleza. A su vez, se recolectaría agua de lluvia,  generaría electricidad por medio de paneles solares y molinos eólicos, y biodigestores para generara gas metano,  entre otros.

Al referirse a la autonomía quienes organizan este proyecto conciben a la misma como una total independencia de los servicios habituales con los que cuentan las casas, y de los cuales son totalmente dependientes. Es decir interrumpir el uso de agua corriente, electricidad, gas natural servicio de cloacas proveídos por empresas y reemplazarlos por alternativas.

El fin de usar estas energías es lograr un “máximo aprovechamiento posible de los recursos” además de no corromper el área donde se construye.

Uno de los conceptos más innovadores que aplican estos hogares, es la utilización de la aclimatación de la temperatura interior por acumulación de calor en su masa térmica. Esto se logra rodeando la casa de tierra en la parte posterior y a los lados, de esta forma los rayos solares que ingresan por el frente vidriado son «acumulados» en las paredes de la misma durante el día y ese mismo calor es el que es irradiado al interior de la casa manteniendo una temperatura confortable durante la noche o durante los días que no brilla el sol. Asimismo, otro punto destacable que aborda esta arquitectura es respecto de la alimentación de sus habitantes: para tal fin la cara de la vivienda que da al sol, constituye un invernadero que proporciona vegetales ya que permite condiciones de temperatura y humedad que favorecen su desarrollo en cualquier época.

La masificación de este tipo de unidades habitacionales tendría varios efectos beneficiosos sobre la condición actual del planeta y, por consiguiente  de todas las especies vivas que lo habitamos comunica el sitio web.  Empezando por la disminución de los predios dedicados a basurales, como consecuencia de la reutilización de los materiales que habitualmente se desechan sin reciclarse, como son los neumáticos de autos, además, al utilizar energías renovables se produciría una importante disminución de los diversos tipos de polución que ocasiona la producción y distribución de energía eléctrica, o la concentración de aguas grises y negras en determinados puntos de las ciudades.

El Arquitecto Michael Reynolds, creador de este tipo de viviendas, se ha hecho conocido por presentar un proyecto para utilizar residuos y elementos desechados para la construcción de hogares “amigables” con el medio ambiente.

Este arquitecto, graduado de la Universidad de Cincinatti en Estados Unidos, diseña casas usando la basura generada por el hombre y convirtiéndola en elementos para la construcción.  A través de métodos de reciclaje convierte latas de aluminio en ladrillos. Reynolds denomina a su tarea como “Earthship Biotecture» y ha dedicado toda su carrera a la misma y ya ha escrito más de cinco libros al respecto

Su proyecto conocido como “Nave tierra” busca la integración de estas casas con  el medioambiente,  no simbolizando una amenaza para la tierra.

Una muestra de su trabajo



Los comentarios están cerrados.