Ciudad

Para Juan Pablo Malagutti la Cumbre de Alcaldes sólo dio “pérdidas”

El ex candidato a concejal por Nuevo Encuentro y dirigente de Libres del sur, Juan Pablo Malagutti, aseguró luego de concluida la V Cumbre Hemisférica de Alcaldes que terminó ayer, que este acontecimiento político que tuvo a la ciudad como sede “sólo dio pérdidas económicas”.

Basado en las cifras que brindó el propio jefe policial Gustavo Salvá, Malagutti recordó que los casi 2000 efectivos que llegaron a la ciudad para brindar seguridad durante estos días cobraron $ 130 de viáticos por día y cuatro horas extras por día de $ 14, lo que incluye a aquellos que se quedarían hasta el domingo.

El dirigente indicó a través de un comunicado que “por cada efectivo se gastó de viáticos durante los cinco días $ 650, o sea que en total se pagaron de viáticos $ 1.300.000”. Y respecto a las horas extras, “cada efectivo cobrará por sus cinco días de servicios $ 280, lo que da un total de $ 560.000 en horas extras”.

Según estos cálculos, Juan Pablo Malagutti indicó que “sumados los viáticos y las horas extras se gastaron en la custodia de la V Cumbre Hemisférica de Alcaldes $ 1.860.000”. De esta manera el dirigente concluyó que “este evento el único rédito económico que dejó, fueron los alquileres de las lujosas habitaciones del Hotel Hermitage”.

Y comparó este acontecimiento con la Copa Davis: “salvo que esta vez sólo perdimos en términos económicos y no en el deporte”, ironizó y agregó: “así sólo ganan los empresarios del turismo, sólo se los custodia a ellos, sólo se sigue endeudando la ciudad”.

Malagutti concluyó diciendo que “la política de seguridad no da resultado porque sólo es superficial. Cuando se acaben los fondos de emergencia para seguridad, se habrán gastado inútilmente dineros que podrían haber resuelto una parte del problema de raíz si se invirtieran en promoción social y generación de empleo”.

Un comentario

  1. El único que quedó contento con la cumbre fue don Florencio y no los demás empresarios del turismo.
    No se quien diseñó el operativo de seguridad, dispendioso por cierto, pero fue pésimo. En el interior del Provincial no había detectores de armas, ni control de documentos a quienes le entregaban las credenciales, HUBO PUNGUISTAS que saquearon más de una cartera, tampoco había elementos de seguridad tales como matafuegos. Las señoritas que estaban de “orientadoras” no tenían idea de dónde estaban paradas. Bochornoso el traductor de portugués que resumía frases de 100 palabras en, por ej., “está hablando de la localidad de Campinas” y nada más generando la incomodidad del expositor. El servicio del bar del Provincial, carísimo y de muy mala atención. La entrega de los certificados de asistencia fue caótica. En definitiva, que hagan algo mejor para la Cumbre Latinoamericana del 2010.
    Y esperemos que los fondos para la seguridad de la Cumbre no hayan sido sacados de los de la Emergencia, lo cual estaría prohibido por ley y por convenio, afectándonos a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*