Arte y Cultura, Teatro

Humor negro, “Negro” Alvarez

Máscara. Alvarez sabe de las posibilidades cómicas que posee y las explota en pos del chiste.

El “Negro” Alvarez, un humorista. Sí, tradicional y simple: el chiste pervive en el remate, la situación conduce sólo hacia ese lugar y está plagada de picaresca. No hay nada de malo en ello: sólo la construcción de un micromundo reconocible, cercano, casi como de tío amable y simpático. El “Negro” Alvarez repetirá su propuesta este sábado y domingo a las 22 en el Teatro Carreras con la obra Bajo sin tintos.

Alvarez ya tuvo un paso durante el verano y repite ahora, en el último fin de semana largo antes de las vacaciones de verano. Uno imagina, también, que el artista querrá echar una mirada al ambiente, con la posibilidad de repetir en temporada. Así que a la sala de Entre Ríos 1828 llegará acompañado de Natalia Fassi y la banda Los hilacheros del trópico.

La fórmula, ya probada, es la del chiste que en la mayoría de los casos tiene como objetivo la figura seductora de alguna chica ligera de ropas: rol que debe cumplir Fassi. Pero en Bajo sin tintos, el humorista aporta también una página musical, y rodea sus gracias con una serie de anécdotas simpáticas.

“Mi decisión es hacer sólo lo que se me canta”, ha dicho Alvarez, y lo bien que hace. Siempre hay un público dispuesto a reírse a carcajadas con algún chiste, sea nuevo o viejo. No importa. La gracia en el chiste radica en el cómo y no tanto en el qué: Alvarez, con mucho oficio, sabe de la posibilidad cómica de su rostro, una máscara imposible de pasar por otro registro. Sólo para entendidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*